Orientación religiosa y orientación sexual

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 12s.

Contrapunto

El sistema de cheque escolar establecido en el Estado de Vermont (EE.UU.) atribuye a las familias una determinada cantidad para que lleven a sus hijos a la escuela privada que prefieran. Pero no a cualquiera. Las escuelas confesionales están excluidas, en virtud de la Primera Enmienda a la Constitución, que consagra la separación de la Iglesia y el Estado. Un grupo de padres, que se consideraban discriminados por motivos religiosos, presentaron un recurso. Pero perdieron, primero ante el Tribunal Supremo de Vermont y, recientemente, en el Tribunal Supremo federal (cfr. servicio 181/99).

En otra sentencia reciente, el Tribunal Supremo de Vermont ha dictaminado que las parejas homosexuales tienen derecho a gozar de los mismos beneficios y protecciones que los matrimonios. Es la primera decisión de este tipo en los Estados Unidos.

Quizá se abre aquí un camino para que las escuelas confesionales reciban fondos públicos. Habida cuenta del empeño de algunas parejas homosexuales de rubricar con hijo -logrado de un modo u otro- su certificado de respetabilidad, las que lo consigan tendrán que elegir escuela. Si eligen una escuela confesional que deben pagar de su bolsillo, podrán alegar que se les está negando beneficios que reciben las parejas heterosexuales que llevan a sus hijos a escuelas públicas. Y para no discriminarles por su orientación sexual habrá que concederles lo que sería legal negarles por su orientación religiosa.

Juan Domínguez

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares