La escuela católica francesa pugna por su identidad

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 4m. 39s.
Un gran objetivo de los dirigentes del sector educativo católico en Francia ha sido en los últimos años mantener la identidad propia, en parte debilitada al tener bastante resueltos los problemas económicos con los contratos de asociación con el Estado, introducidos por la ley Debré de 1959. Protagonizó esa tarea el secretario general Éric de Labarre, que deja paso ahora a Pascal Balmand, tras la celebración de un importante congreso en Vicennes el primer fin de semana de junio. El

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción