La comunidad universitaria reacciona contra los ataques a la libertad de culto

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 35s.

Más de 500 miembros de la comunidad universitaria se han adherido a la llamada Declaración de Somosaguas, a raíz de la profanación de una capilla en la Universidad Complutense de Madrid. Los firmantes exigen a las autoridades académicas adoptar las medidas disciplinarias oportunas para que no quede impune lo sucedido ni sea manchado, con ese tipo de comportamientos, el buen nombre y trabajo de la Universidad.

El hecho que ha provocado la iniciativa ocurrió en el campus de Somosaguas el pasado 10 de marzo. Un grupo de estudiantes invadió la capilla, y se pusieron a fumar, beber y proferir insultos contra la Iglesia, algunas chicas entre ellos con el torso desnudo. “Fue un atentado contra la libertad de culto que está recogida en la Constitución”, señala la declaración, que exige a su vez una respuesta por parte de las autoridades públicas al tratarse de un delito tipificado en el Código Penal.

Al manifiesto se han adherido ya varios decanos y ex decanos de distintas facultades, así como catedráticos y otras personalidades universitarias, especialmente del área de ciencias políticas, facultad de la que parecen proceder los autores de la profanación, según algunos testigos. El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, también calificó el acto vandálico como algo “reprobable, inadecuado e improcedente”.

Tras la denuncia del capellán y otras personas, la policía ha detenido a cuatro jóvenes sospechosos de haber intervenido en la invasión de la capilla. Al parecer, la publicación de algunas imágenes del acto en Internet ha permitido reconocerlos. También la Inspección de Servicios del Rectorado seguía, al menos hasta ayer, intentando identificar a los responsables.

También en la Universidad de Barcelona ha habido recientemente actos de acoso a los estudiantes que acudían a la capilla de una facultad (cfr. Aceprensa, 14-01-2011).