Alemania: la clase de Ética puede ser obligatoria

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 49s.

Colonia. El Tribunal Constitucional alemán ha desestimado tres recursos contra la obligatoriedad de asistir a clases de Ética para aquellos alumnos que no desean tener clase de Religión. Los jueces de Karlsruhe han tratado con especial atención un dictamen del tribunal administrativo de Hannover (Baja Sajonia) que calificaba esta obligatoriedad de anticonstitucional.

El tribunal de Hannover sostenía que la obligación de elegir entre Religión o Ética iba contra el derecho a no ser discriminado por las convicciones religiosas. Pero, según los jueces de Karlsruhe, el hecho formal de que Ética y Religión sean asignaturas complementarias y equiparables legalmente, excluye de por sí la posible violación de esa ley. La sentencia resalta el “carácter científico” de las dos asignaturas y considera que el tratamiento de cuestiones éticas puede realizarse tanto en las clases de Religión como en las de “Normas y Valores”, aunque a estas últimas se dé “un semblante secular”.

Los jueces dicen que la asistencia a clase de Ética puede no deberse a las convicciones religiosas, así como “los alumnos que se niegan a ir a clase de Religión no tienen por qué hacerlo por motivos arreligiosos o antirreligiosos. Pueden hacerlo también por la calidad deficiente de la clase de Religión o porque no les guste el profesor”.

El recurso desestimado aducía también que el planteamiento de las asignaturas quebrantaba el principio de igualdad que rige entre la Ética y la Religión como materias docentes. La razón era que en Baja Sajonia no es posible escoger “Normas y Valores” en las pruebas de acceso a la universidad, y sí, en cambio, la asignatura de Religión.

Sin embargo, los magistrados del Tribunal Constitucional dicen que se ha de tener en cuenta que la asignatura fue introducida en 1993. Por ello, el Ministerio de Educación puede no haber tenido tiempo suficiente para formular los principios didácticos necesarios y formar a los profesores.

El Constitucional había tratado ya este asunto de la alternativa a la clase de Religión en junio del pasado año. Por aquel entonces, el tribunal administrativo de Baden-Württemberg incoó a petición de un alumno un proceso similar al actual, aduciendo que “la asignatura de Ética no es más que un castigo para aquellos alumnos que no quieren asistir a clase de Religión”. La acusación mantenía que “el Ministerio de Educación puede introducir la Ética como asignatura obligatoria o como optativa. (…) Sin embargo, no puede ser sustitutiva de la Religión, porque las asignaturas no son comparables desde el punto de vista de la temática, del objeto de estudio, del fin educativo deseado y de la responsabilidad de los profesores”.

Los magistrados de Karlsruhe contestaron negativamente a las acusaciones apoyándose en el artículo 7 de la Ley Fundamental alemana, que resalta la oficialidad de la Religión como materia en la escuela y el carácter voluntario de la asistencia a esta asignatura. Según la sentencia, “no habría ningún obstáculo legal para que el Ministerio de Educación del correspondiente Land ordenara la asistencia obligatoria a clase de Ética y exigiera horas de clase complementarias a los alumnos que quieran Religión. Del mismo modo, también puede clasificar las asignaturas de Ética y Religión como equivalentes desde el punto de vista docente (…) y prescribir la asistencia a clase de Ética a aquellos que no deseen cursar Religión. La voluntariedad de la asistencia a clase de Religión (…) se vería entonces mermada si no existiera ese principio de igualdad entre las dos asignaturas”.

La gestión del sistema escolar alemán es responsabilidad de los Länder. La Religión es asignatura ordinaria en todos ellos, con excepción de Bremen, Berlín y Brandemburgo. Además, en 10 de los 16 Estados existe la obligatoriedad de asistir a clases de Ética si no se cursa la de Religión.

Al Constitucional le queda todavía por resolver otros procesos relacionados con estas dos asignaturas. En Brandemburgo se introdujo a principios de año una nueva ley educativa que sustituye este binomio de materias por una única llamada LER (siglas correspondientes a Lebenskunde -“Ciencia de la vida”-, Ethik -“Ética”-, Religionen -“Religiones”-). En contra de esta reglamentación se han levantado numerosos padres y alumnos, además de las Iglesias y 170 diputados federales, entre los que se encuentra el presidente de la Unión Democristiana (CDU), Wolfgang Schäuble. Vicente Poveda.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares