Reconocimiento facial: vigilados por nuestro bien

publicado
DURACIÓN LECTURA: 6min.
Se acaba de comprobar estas últimas semanas en Hong Kong: los manifestantes contra la opresión de Pekín ocultaban sus rostros, para evitar ser reconocidos por la policía a través de la infinidad de cámaras que inundan la ciudad. Así, las medidas de seguridad se transforman en instrumento de represión. Aunque su fundamento y sus consecuencias son diversas, sucede algo semejante en las democracias occidentales: van reduciendo ámbitos de intimidad y libertad en nombre de la lucha contra el terrorismo. La aceleración técnica está en el origen de avances que hace poco parecían de ciencia-ficción. Comienzan a aplicarse algoritmos próximos a una

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.