Lo que el matrimonio gay quita a los demás

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Los partidarios del matrimonio homosexual argumentan a menudo que la legalización no quita nada a nadie. Pero la experiencia de Canadá, donde hace casi una década algunos tribunales provinciales aprobaron las bodas gays, revela ciertos costes sociales: restricciones a la libertad de expresión, a los derechos de los padres en la enseñanza pública, a la autonomía de las instituciones religiosas, y el debilitamiento de la institución del matrimonio. Así lo explica Bradley Miller, profesor asociado de Derecho en la University

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares