Mo Yan, Premio Nobel de Literatura 2012

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Al anunciar la concesión del Premio Nobel de Literatura a Mo Yan, la Academia Sueca afirmó que el escritor chino “muestra con cuentos populares de un realismo alucinatorio la historia actual y contemporánea”. Y es que la literatura de Mo Yan, escritor chino nacido en Gaomi en 1955, arranca de la realidad china, sobre todo rural, y se entremezcla con escenas, pasajes que proceden del mundo de los relatos orales, las fábulas y los sueños. Muy leído en su país, donde ha recibido los premios literarios más importantes, se le considera un escritor que ha sabido acomodarse a las imposiciones del Partido Comunista chino sin provocar conflictos políticos, lo que no significa que su literatura sea condescendiente con la realidad de su país ni se haya plegado a la estética del realismo comunista.

Mo Yan es el primer escritor que escribe solamente en chino que ha sido premiado con el Nobel de Literatura. En el año 2000 lo recibió Ga Xingjian, escritor que se exilió de China en 1987 y que ha escrito la mayoría de sus obras en francés.

La mezcla de lirismo y tremendismo es una de sus más destacadas señas de identidad

Mo Yan está bien traducido en España. En la editorial El Aleph se publicó en 2009 una reedición de su obra más famosa, Sorgo rojo, de 1987, su debut literario, de la que existe una versión cinematográfica a cargo del director Zhang Yimou. El resto de sus obras más importantes, como Balada del ajo y Grandes pechos, amplias caderas, entre otras, han sido publicadas en la editorial Kailas.

Todas ellas han sido traducidas directamente del chino, como la última en publicarse, Rana, una obra en la que se ha atrevido a criticar la política del hijo único, lo que no ha sentado nada bien entre los dirigentes chinos. También tuvo problemas con la censura Grandes pechos, amplias caderas, que incluso fue retirada de la circulación por su sexualidad implícita y su denuncia de la situación de la mujer rural.

En el mundo rural

Guan Moye (Mo Yan es un seudónimo, que significa “No hables”) nació en una familia de granjeros. Abandonó los estudios durante la Revolución Cultural y más tarde se alistó en el Ejército, donde comenzó su carrera literaria. Luego fue nombrado profesor en el Departamento de Literatura de la Academia Cultural del Ejército. En sus libros suele escribir sobre el territorio rural de su infancia, la provincia de Gaomi. Ahí están ambientadas la mayoría de sus obras. En ellas plantea las dificultades de los campesinos para salir adelante en unas circunstancias vitales y económicas adversas.

Su novela más conocida es “Sorgo rojo”

Mo Yan suele mostrar una imagen poco idílica del mundo rural, víctima de los abusos de un poder déspota o de la ignorancia o de peligrosas tradiciones primitivas, como sucede en La Republica del vino. No son, sin embargo, explícitas obras de denuncia, sino que su literatura se acerca más a la de Gabriel García Márquez y William Faulkner, escritores que desarrollan sus historias en una realidad enrevesada, complicada, alucinante, difícil de apresar y de tratar con los esquemas del realismo más evidente. También se le considera el mejor discípulo de Lu Xun, el llamado padre de la literatura china contemporánea; y algunos le señalan como el Kafka chino.

Mo Yan describe un mundo rural complicado, trágico, con enormes dificultades para salir adelante. En este contexto incluye la tradición china, repleta de alegorías y de relatos orales. La mezcla de lirismo y tremendismo es una de sus más destacadas señas de identidad, aunque a veces aparecen de manera desorbitada, como ocurre, por ejemplo, en su novela La vida y la muerte me están desgastando, sobre las sucesivas reencarnaciones que sufre el terrateniente Ximen Nao después de ser ejecutado. También suele utilizar como ingrediente de sus narraciones la realidad china a ras de suelo, con sus contradicciones, como es el caso de Rana, que describe los métodos de planificación china, en este caso detalladas sin ningún lirismo, o Shifu harías cualquier cosa por divertirte, cuyo protagonista, el viejo Ding, representa algunos cambos que se están dando en la economía china.

Su mejor novela es Sorgo rojo, en la que evoca el pasado del territorio de su infancia, Gaomi Noreste, con el relato de la vida de sus antepasados, arrancando con la de su abuelo, el Comandante Yu Zhan’ao, quien luchó en la guerra contra los japoneses. La novela combina las descripciones trágicas y violentas, a menudo morosas, con toques de poesía y de amor a la naturaleza. La mezcla, de gran calidad literaria, resulta original y muy oriental.

Reseñas publicadas en Aceprensa:

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares