La difusión de periódicos vuelve a subir después de una “década perdida”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La prensa, que gozó de una época dorada en los años 80 y sufrió una pronunciada caída durante casi toda la década siguiente, ha empezado a recuperar lectores. Lo señala el último informe Tendencias mundiales de la prensa, publicado por la Asociación Mundial de Periódicos (AMP) con ocasión de su congreso celebrado el mes pasado en Río de Janeiro. El informe de este año confirma las buenas noticias que trajo la edición anterior (ver servicio 95/99), que observó aumentos de ventas en 1998 en 19 de 45 países estudiados. En 1999, la difusión de periódicos subió en 25 de 46 países.

Esto no significa que la prensa haya vuelto a la situación de los buenos tiempos pasados. En casi todos los países, incluidos los que registran subidas, la difusión de periódicos es menor que antes de la mala racha: un 9% más baja que hace diez años. De 1990 a 1998, la tónica general de la prensa se caracterizó por el descenso continuo de lectores y, sin embargo, también por el aumento de ingresos por publicidad -aunque no todos los años-. La publicidad permitió a la industria capear la recesión económica, las subidas del costo del papel y de la impresión, y la competencia de la TV.

Pero ahora la prensa renace. En el conjunto de los países contemplados en el informe, las ventas todavía bajaron en 1999, pero solo un 0,1%. No han empezado la recuperación Grecia (-5,5%) -donde la prensa resiste bien gracias a un fuerte aumento de la publicidad (+38,7%)-, los países con altas tasas de difusión -los escandinavos, principalmente (de -2% a -3,5%)- y Alemania (-1,8%). También la prensa de Japón experimentó un ligero descenso, pero se mantiene por encima de 72 millones de ejemplares diarios, como desde 1994. Un caso especial es el de Argentina, donde la difusión de periódicos ha bajado un 25% en los dos últimos años.

En cambio, hubo importantes subidas en Austria (+8,5%) y Portugal (+2%). Fueron menores las registradas en Irlanda (+1,8%), Gran Bretaña (+1,5%) e Italia (+1,1%). También aumentaron las ventas, aunque en corta medida, los diarios de Francia (+0,2%). La prensa de Estados Unidos (+0,4%) ha detenido su caída, pero en los años 90 ha perdido 6,67 millones de lectores y 50 títulos.

Pero el mayor ascenso se dio fuera de Occidente, en Singapur, donde la difusión pasó de 273 a 333 ejemplares por mil habitantes (+22%). Así, Singapur sube en 1999 al octavo puesto del mundo, adelantando a Gran Bretaña, Alemania, Dinamarca, Holanda y Luxemburgo. En el mismo continente, está creciendo también mucho la prensa de la India, que -si bien con una tasa de lectores aún baja- en números absolutos (60 millones de ejemplares diarios) ha superado a Estados Unidos (55,5 millones) y es ahora la segunda del mundo, después de la japonesa (no se tiene en cuenta China, por falta de datos seguros).

Por tasa de difusión (ejemplares por mil habitantes), el primer puesto sigue siendo de Noruega (583), seguida de Japón (577), Finlandia (452), Suecia (420) y Suiza (376). En la cabeza de la tabla, la única variación -además de la incorporación de Singapur- es el ascenso de Austria (356) al sexto lugar, adelantando a Islandia (341). Gran Bretaña (321) y Alemania (300) siguen siendo novena y décima, respectivamente. Estados Unidos (202) está en la 16ª posición; Rusia (163), en la 24ª, y Francia (149), en la 28ª.

Los ingresos por publicidad aumentaron en 24 de 33 países estudiados. Después de Grecia, la mayor subida se dio en Austria (+17,8%). Estados Unidos sigue siendo el mayor mercado publicitario para la prensa (46.000 millones de dólares en 1999, un 3,2% más que en 1998). En Europa Occidental, la facturación por publicidad subió un 8,9%, hasta 22.060 millones de dólares. En cambio, la prensa de Japón nota la crisis económica del país, y sus ingresos publicitarios bajaron un 6,6% en 1999 (6.500 millones de dólares).

El congreso de la AMP en Río examinó los efectos de Internet en la prensa, gracias a un estudio presentado por International Media Consulting Group. Se observa que los periódicos se han lanzado en masa a crear ediciones digitales en la red, sin que por eso hayan perdido lectores. Más bien, las ediciones digitales resultan ser complementarias de las impresas.

Ahora bien, pese al continuo crecimiento de Internet, la audiencia de los diarios en la red sigue siendo marginal en relación con la venta de ejemplares de papel. Solo tres de cada diez periódicos digitales pasan de 50.000 visitas diarias. Y no más del 15% son rentables.

Además, las ediciones digitales son sobre todo otro canal para publicar lo mismo. El 70% de sus informaciones están extraídas de los correspondientes periódicos impresos o incluso son una pura transcripción, señala el estudio citado.

Timothy Balding, director general de la AMP, dio en Río el siguiente diagnóstico: “La gran perdedora frente a Internet es la televisión, no la prensa”. En primer lugar, la apertura de tantos sitios nuevos en Internet ha ido acompañada de campañas publicitarias que han ido a parar sobre todo a los periódicos.

En segundo lugar, hay indicios de que la información por Internet quita espectadores a los noticiarios de televisión. Así señala un informe -no citado en las sesiones del congreso de la AMP- publicado en junio por el Pew Research Center for the People and the Press, de Estados Unidos. Allí, la audiencia de los informativos nacionales de la noche ha bajado del 59% de la población adulta en 1998 al 50% ahora (al 30%, si se cuenta solo a quienes los ven a diario). Paralelamente, la proporción de usuarios de Internet que también ven el telediario de la noche ha pasado del 35% en 1998 al 26% en la actualidad. Ahora, un tercio de los norteamericanos adultos acuden habitualmente a Internet en busca de información general.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares