Selección de cine en DVD (mayo 2014)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ofrecemos una selección de películas editadas recientemente en DVD, con la idea de dar pistas para comprar o alquilar.

::Jóvenes::


De tal padre, tal hijo
Soshite chichi ni naru

Director y guionista: Hirokazu Koreeda. Intérpretes: Masaharu Fukuyama, Ono Machiko, Maki Yoko, Lily Franky. 120 min.

Un matrimonio acomodado, padres de un niño de 8 años, recibe una llamada del hospital donde nació con una sorprendente revelación. Un error condujo a que se intercambiara su bebé con el de otra pareja. Ambas familias se conocerán, y surge el dilema de si deben dejar las cosas como están, o poner a los chicos bajo la tutela de sus auténticos padres.

Magnífica película del japonés Hirokazu Koreeda, que ganó el Premio del Jurado en Cannes. Sigue la línea humanista de Akira Kurosawa y Yasujiro Ozu, con personalidad propia. Con adecuada parsimonia, se toma su tiempo para describir a los personajes y las relaciones, la influencia de las generaciones mayores sobre las jóvenes, e incidiendo en la idea de que el aprecio o los reproches hacia los progenitores no tienen por qué conducir a repetir los mismos errores; se puede aprender y mejorar, si se tiene apertura de mente.

Séptimo

Director: Patxi Amezcua. Guion: Patxi Amezcua y Alejo Flah. Intérpretes: Ricardo Darín, Belén Rueda, Luis Ziembrowski, Osvaldo Santoro, Guillermo Arengo, Jorge D’Elía. 91 min.

Notable thriller psicológico, más dramático de lo habitual. La cinta puede presumir de una sólida puesta en escena, con fuertes ecos del estilo Hitchcock, pero sin demasiados efectismos visuales y en la que saca partido dramático al bello y luminoso edificio en el que transcurre casi toda la acción.

Rodeada la trama de una atmósfera agobiante, a esta coproducción hispano-argentina le falta quizás un punto de emoción y le sobran algunas leves incoherencias y pistas falsas, pero acierta claramente Amezcua al optar por una cámara que nunca se olvida de los personajes y se esfuerza por captar sus más mínimos gestos para esbozar sus fuertes conflictos interiores.

::Jóvenes-Adultos::


La vida secreta de Walter Mitty
The Secret Life of Walter Mitty

Director: Ben Stiller. Guion: Steve Conrad, basado en el relato de James Thurber (1939). Intérpretes: Ben Stiller, Kristen Wiig, Adam Scott, Shirley MacLaine, Sean Penn. 114 min.

Walter Mitty trabaja revelando negativos en la revista Life y se evade de su monótona existencia imaginando que protagoniza las aventuras que reflejan las impresionantes fotografías de portada del magazine. El guion, centrado en las aventuras de Mitty para encontrar una foto para la portada y ganarse el afecto de la chica, es descompensado y acumulativo, se empantana en algunos momentos y le falta cierta coherencia.

Y, dicho esto, la película es sumamente eficaz porque consigue su objetivo: contar de una manera emotiva y amable la historia de un hombre aparentemente mediocre. Un hombre-sombra de esos que no lucen pero que son imprescindibles para que luzcan otros. Uno de tantos hombres que nuestra realidad ultratecnificada y amante de la forma más que del fondo se está llevando por delante.

::Adultos::


12 años de esclavitud
Twelve Years a Slave

Director: Steve McQueen. Guion: John Ridley. Intérpretes: Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, Brad Pitt, Paul Dano, Lupita Nyong’o, Benedict Cumberbatch, Paul Giamatti. 133 min. (V).

La ganadora de la última edición de los Oscar es una interesante y dura película basada en la autobiografía de Solomon Northup, un hombre al que pretenden negar su condición humana volviendo a convertirlo en un objeto, en una bestia de carga que puede tener destrezas y habilidades pero no alma, inteligencia y voluntad, libre albedrío.

Las relaciones que Solomon (un majestuoso Chiwetel Ejiofor) tiene con los blancos y con los negros que pasan por su vida son variadas. Hay bastantes matices en la narración porque lo que se cuenta aquí, como en La cabaña del tío Tom, es un relato clave para despertar la conciencia de que había que abolir la esclavitud, en primer lugar, y terminar con la segregación racial a continuación. Todos los actores están bien y destaca especialmente el personaje del señor Ford que interpreta Benedict Cumberbatch.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares