Selección de cine en DVD (marzo 2015)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 42s.

Ofrecemos una selección de películas editadas recientemente en DVD, con la idea de dar pistas para comprar o alquilar.

::Jóvenes::


El juez
The Judge

Director: David Dobkin. Guion: Bill Dubuque y Nick Schenk, a partir de un argumento de David Dobkin y Nick Schenk. Intérpretes: Robert Downey Jr., Robert Duvall, Vera Farmiga, Billy Bob Thornton, Leighton Meester, Vincent D’Onofrio, Jeremy Strong, Sarah Lancaster. 141 min. (VSD)

Hank Palmer es un prepotente abogado neoyorquino que se verá en la tesitura de defender a su padre, un honorable juez, acusado de asesinato. El problema de este thriller es que el guion de Nick Schenk (Gran Torino) y el debutante Bill Dubuque no está a la altura del rico material narrativo y dramático con que cuenta. El relato se alarga demasiado, tal vez por un exceso de tramas (algunas de ellas desarrolladas a brochazos). Estos defectos rebajan la calidad de El juez, que de todas formas es una interesante película dramática para un público amplio.

Agente doble
Shadow Dancer

Director: James Marsh. Guion: Tom Bradby, basado en su novela Shadow Dancer. Intérpretes: Andrea Riseborough, Clive Owen, Aidan Gillen, Gillian Anderson, Domhnall Gleeson, Stuart Graham, Martin McCann. 101 min. (VD)

Este intenso thriller cuenta la historia de una activista del IRA capturada por el MI5, a la que el agente encargado del caso ofrece la posibilidad de evitar la cárcel si se convierte en informadora del servicio de inteligencia británico.

James Marsh muestra aquí su solidez narrativa, la ponderación de su mirada y su capacidad para la dirección de actores. El guion trata con equilibrio el conflicto norirlandés: nada maniqueo, es crítico con uno y otro bando, y atento siempre a los conflictos existenciales de los personajes. Algunos pasajes resultan lentos y hay puntos débiles en el entrecruzamiento de las diversas intrigas que impulsan la trama.

::Jóvenes-adultos::


Dos días, una noche
Deux jours, une nuit

Directores y guionistas: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne. Intérpretes: Marion Cotillard, Fabrizio Rongione, Pili Groyne, Simon Caudry, Catherine Salée. 95 min

Dos días y una noche cuenta la odisea de una joven madre de familia que, para mantener su trabajo, tiene que conseguir que sus compañeros renuncien a un bono de mil euros. La historia es muy pequeña. El modo de rodar de los Dardenne –cámara en mano pegada al personaje– tampoco es especialmente novedoso… Y sin embargo, esta película consigue trasmitir todo ese nervio que se diluye en títulos similares de cine social. Cine humano cien por cien que acerca el foco, como la cámara, a cada personaje, a cada familia y saca interesantes conclusiones.

::Adultos::


Drácula. La leyenda jamás contada
Dracula Untold

Director: Gary Shore. Guion: Matt Sazama, Burk Sharpless. Intérpretes: Luke Evans, Samantha Barks, Dominic Cooper, Charlie Cox, Sarah Gadon, Zach McGowan, Art Parkinson, Diarmaid Murtagh, J.J. Murphy. 92 min. (V)

En 1462, Transilvania es un reino vasallo del imperio otomano. El príncipe Vlad decide rebelarse, y para defender a su pueblo y a su familia, tendrá que hacer un trato espantoso con una criatura terrible.

Gary Shore ha realizado una película de acción –más de suspense que de terror– basada en un buen equipo de efectos especiales, con grandes combates –no excesivamente sangrientos–, ingeniosas transformaciones, y una exhibición de los poderes adquiridos por el príncipe Vlad, que lo convierten en una máquina de luchar.

Relatos salvajes

Director y guionista: Damián Szifron. Intérpretes: Ricardo Darín, Óscar Martínez, Darío Grandinetti, Rita Cortese, Julieta Zylberberg, Erica Rivas, Leonardo Sbaraglia. 122 min. (VX)

El argentino Damián Szifron retrata en esta comedia negra como el betún cómo el ser humano puede ser el más salvaje de los animales. Nos lo cuenta a través de seis historias independientes, a cual más atroz, con una dosis generosa de violencia y un humor oscuro donde los haya.

Película absolutamente desoladora en su narración (lo que cuenta no puede ser más amargo) y que, sin embargo, encierra cine de calidad. A pesar de la irregularidad propia del género (hay episodios mejores que otros), la cinta mantiene un ritmo y un nivel notables a lo largo de todo el metraje. Quizás ahí está la clave para que la película de Szifron haya cautivado a la crítica y al público.