Selección de cine en DVD (marzo 2014)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 28s.

Ofrecemos una selección de películas editadas recientemente en DVD, con la idea de dar pistas para comprar o alquilar.

::Jóvenes::


Capitán Phillips
Captain Phillips

Director: Paul Greengrass. Guion: Bill Ray, basado en el libro A Captain’s Duty: Somali Pirates, Navy SEALs, and Dangerous Days at Sea, de Richard Phillips y Stephan Talty. Intérpretes: Tom Hanks, Barkhard Abdi, Catherine Keener, Max Martini, Chris Mulkey, Yul Vazquez, David Warshofsky, Corey Johnson. 134 min. (V)

Del sereno arranque al angustioso desenlace, Paul Greengrass confirma su dominio de la puesta en escena, el tiempo narrativo y la tensión dramática, exprimiendo al máximo un guion lleno de matices basado en la historia real de un angustioso secuestro en alta mar. Además, arranca unas interpretaciones excelentes a Tom Hanks y al debutante Barkhad Abdi, que está siempre a su altura. Todo ello, sin perder en ningún momento un veraz tono hiperrealista –casi documental, a menudo cámara en mano–, una claridad narrativa sorprendente y una gran hondura dramática y moral en su descripción de los conflictos interiores de los asaltados, los asaltantes y los rescatadores. Se agradece que el filme mantenga un tono neutro respecto a la apabullante operación de rescate, permitiendo que sea el propio espectador quien juzgue su licitud moral.

El mayordomo
The Butler

Director: Lee Daniels. Guion: Danny Strong. Intérpretes: Forest Whitaker, Oprah Winfrey, David Oyelowo, John Cusack, Terrence Howard. 132 min. (V)

El mayordomo recrea la historia auténtica de Cecil Gaines, que sirvió como mayordomo a siete presidentes de Estados Unidos, con el telón de fondo de la lucha por los derechos civiles, en la que se implica su hijo Louis. El activismo del hijo da lugar a conflictos que dividen a la familia. Lo mejor de la película es la narración del drama familiar, en que se imbrican las cuestiones políticas y generacionales, el esfuerzo por mantener la unidad familiar y el estatus social adquirido. Ahí los trabajos de Forest Whitaker, Oprah Winfrey y David Oyelowo son fantásticos.

 

::Jóvenes-Adultos::


Stockholm

Director: Rodrigo Sorogoyen. Guion: Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen. Intérpretes: Javier Pereira, Aura Garrido.85 min. (S)

Sorprendente debut del joven cineasta Rodrigo Sorogoyen que, a partir de una pequeña “anécdota”, ha tejido una interesante historia sobre las relaciones de pareja, especialmente entre la gente joven. Articulada alrededor de dos únicos personajes, rodada con un mínimo presupuesto y muy pocos escenarios, el peso de la película recae sobre un notable libreto y un intenso trabajo actoral. No es una película convencional en la forma –planos secuencia, esmerada puesta en escena, juego de claroscuros, inteligente manejo de la elipsis– y mucho menos en el fondo.

El quinto poder
The Fifth Estate

Director: Bill Condon. Guion: Josh Singer, basado en los libros Inside WikiLeaks: My Time with Julian Assange at the World’s Most Dangerous Website, de Daniel Domscheit-Berg, y WikiLeaks: Inside Julian Assange’s War on Secrecy, de David Leigh y Luke Harding. Intérpretes: Benedict Cumberbatch, Daniel Brühl, Carice Van Houten, Laura Linney, Stanley Tucci, Alicia Vikander, David Thewlis, Anthony Mackie, Peter Capaldi, Dan Stevens. 124 min. (SD)

El 25 de julio de 2010, The Guardian, The New York Times y Der Spiegel publicaron miles de documentos filtrados por WikiLeaks. Así arranca esta película que, poniendo el foco de atención en la controvertida personalidad del fundador de la famosa web, Julian Assange, adapta el libro-denuncia del que fue su principal seguidor, el alemán Daniel Domscheit-Berg, y acabó siendo su más feroz enemigo.

A pesar de una realización bastante plana, El quinto poder es interesante y opta por algunas decisiones inteligentes: por ejemplo, arrancar la historia con uno de los capítulos más conocidos del caso (el de la publicación de las filtraciones por las prestigiosas cabeceras); no prestar apenas atención a los episodios más truculentos de la vida de Assange; o centrar el debate –más que en a favor o en contra de WikiLeaks– en una evidencia: Internet ha cambiado la comunicación y ha democratizado el acceso a las fuentes de información.