Selección de cine en DVD (enero 2015)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ofrecemos una selección de películas editadas recientemente en DVD, con la idea de dar pistas para comprar o alquilar.

::Todos::


Operación Cacahuete
The Nut Job

Director: Peter Lepeniotis. Guion: Peter Lepeniotis, Lorne Cameron, Daniel Woo. Animación. 86 min.

Operación Cacahuete cuenta las aventuras de la ardilla Surly y de su amiga la rata Buddy, en el parque de Oakton (Virginia). No estamos ante un Ratatouille, pero Operación Cacahuete, con sus limitaciones, es una película simpática que tiene atractivo: hay aventura, hay peligro, hay un héroe que tiene que despertar, y hay un par de personajes muy logrados, en particular Buddy, el amigo de Surly, que es todo un hallazgo. También hay que destacar algunos buenos momentos de animación, como la secuencia del incendio.

 

::Jóvenes::


Lucy

Director y guionista: Luc Besson. Intérpretes: Scarlett Johansson, Morgan Freeman, Analeigh Tipton, Choi Min-sik, Mason Lee. 89 min. (VX)

Scarlett Johansson encarna a Lucy, estudiante norteamericana en Taiwán, a la que su novio del momento, un vanidoso impresentable, obliga a ir a un hotel para entregar un maletín a un tal señor Jang. Lucy se da cuenta de que la operación es peligrosa pero no tiene más remedio que hacer la entrega.

Lucy no es la mejor película de Luc Besson, pero lleva su sello inconfundible, es eficaz y entretenida; la acción avanza implacable en línea recta, hay momentos logrados. Scarlett Johansson, protagonista absoluta de la película, realiza un trabajo correcto; Morgan Freeman está bien, en su línea, y Choi Min-sik –protagonista de la tremenda película Old Boy–, excelente.

 

El Niño

Director: Daniel Monzón. Guion: Daniel Monzón y Jorge Guerricaechevarría. Intérpretes: Jesús Castro, Jesús Carroza, Luis Tosar, Bárbara Lennie, Eduard Fernández, Sergi López. 95 min. (VXD)

Criados en el ambiente del contrabando, los amigos andaluces el Niño y el Compi quieren iniciarse en el turbio mundo del narcotráfico, que mueve millones de euros por los agitados catorce kilómetros de mar que separan España de Marruecos.

Aunque es más sólido y sugerente en la subtrama criminal que en la policiaca, el guion tiene un ritmo trepidante, dibuja con profundidad a todos los personajes y permite el lucimiento de un reparto excelente. Monzón exprime al máximo la generosa y esmerada producción de la película, que brinda un impactante espectáculo visual y sonoro. Queda así una sobresaliente película de género, a la que solo cabe reprochar un par de injustificadas concesiones eróticas.

 

::Jóvenes-adultos::


Boyhood (Momentos de una vida)
Boyhood

Director y guionista: Richard Linklater. Intérpretes: Patricia Arquette, Ethan Hawke, Ellar Coltrane, Lorelei Linklater. 164 min. (SD)

Durante doce años, Richard Linklater rodó a un grupo de actores –los mismos, que se reunían cada año durante unos días– para narrar el paso de la niñez a la madurez de un chaval de expresiva mirada azul colocado en el epicentro de una tormentosa familia disfuncional.

El espectador contempla cómo delante de sus ojos el tiempo pasa y las cosas cambian. Y las personas más. Aunque no haya grandes dramas ni espectaculares puntos de giro. El cine, como espejo de la vida, supera con creces este experimento. Un experimento que, con algo menos de determinismo y algo más de esperanza sería una obra maestra.

 

Locke

Director y guionista: Steven Knight. Intérpretes: Tom Hardy. 85 min.

Ivan Locke es el protagonista absoluto de un drama que se desarrolla según el modelo clásico de las tres unidades: acción, tiempo y lugar. Tras recibir una llamada, Locke coge su vehículo para acudir al encuentro de una mujer. La película comienza con Locke subiendo a su BMW, y termina ochenta y cinco minutos más tarde, cuando llega a destino. En todo el viaje la cámara no lo abandonará un segundo.

Steven Knight (Negocios ocultos, Promesas del Este) ha escrito y dirigido un drama minimalista, formalmente inspirado en Enterrado de Rodrigo Cortés, aunque, por razones evidentes, esta historia ofrece mucho más. Tom Hardy arranca con una expresión inescrutable; poco a poco, a medida que las consecuencias de su decisión se van haciendo patentes, va desvelando su alma, habla con su hijo, con su mujer, con su jefe, con sus subordinados; se irrita, llora, increpa a su difunto padre… nos conmueve profundamente. Como en Enterrado, el guion está obligado a exagerar en algún momento, pero en el caso presente el actor supera el escollo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares