Otros estrenos (26 febrero 2016)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 41s.

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 26 de febrero.

13 horas: Los soldados secretos de Bengasi
13 Hours: The Secret Soldiers of Benghazi

Director: Michael Bay. Guion: Chuck Hogan. Intérpretes: John Krasinski, James Badge Dale, Max Martini, Pablo Schreiber, Alexia Barlier. 144 min. Jóvenes-adultos. (V)

El 11 de septiembre de 2012 una turba armada asaltó el consulado norteamericano en Bengasi (Libia), donde se encontraba ese día el embajador. Bay, un director de cine comercial de mucho ruido y pocas nueces, cuenta con solvencia lo ocurrido en las 72 horas que rodean el ataque.

El punto de mira –más que de vista, porque hay tiros, explosiones y muertos sin parar– es el de los seis miembros del equipo de seguridad privado contratado por un complejo secreto de la CIA cercano a la legación. Esos “contratistas” –como se les llama con un eufemismo muy estadounidense–, antiguos militares de cuerpos de élite con experiencia de combate, lidian con una situación infernal. Alberto Fijo.

 

Tenemos que hablar

Director: David Serrano. Guion: Diego San José y David Serrano. Intérpretes: Michelle Jenner, Hugo Silva, Verónica Forqué, Belén Cuesta, Óscar Ladoire, Ernesto Sevilla, Ilay Kurelovic, Roberto Álamo. 91 min. Jóvenes-adultos. (SD)

Nuria quiere volver a casarse pero se siente incapaz de pedir el divorcio a su marido, Jorge, que no levanta cabeza desde que se separaron. David Serrano (Una hora más en Canarias) dirige y coescribe, junto con Diego San José (Ocho apellidos vascos) una comedia romántica que, a pesar de contar con muchos ingredientes positivos, no termina de funcionar del todo. A favor tiene un plantel de buenos intérpretes, algunos gags conseguidos (especialmente todos aquellos relacionados con la crisis) y un tono amable y elegante –excepto en algún pasaje bastante tosco– que se echa de menos en gran parte de la comedia española. En contra, un final excesivamente relamido y la reiteración de algunos episodios que hacen que a la película le falte ritmo. Ana Sánchez de la Nieta.