Otros estrenos (17 junio 2011)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 17 de junio.

Kung Fu Panda 2

Directora: Jennifer Yuh. Guión: Jonathan Aibel, Glenn Berger. Música: John Powell, Hans Zimmer. Animación. 90 min. Todos.

Jennifer Yuh, directora norteamericana de origen coreano, se estableció en Estados Unidos con 4 años. Allí, en California, estudio animación. Yuh, de 39 años, es la primera mujer que dirige en solitario un largo de animación. Ya trabajó en el equipo de animadores que hizo la primera parte estrenada en 2008. La secuela tiene alto nivel técnico y, dentro de las limitaciones de la historia (que son muchas), es menos boba que la primera y tiene mucha acción. Colorista y trepidante, lo mejor que tiene es el malo, Shen, al que pone voz Gary Oldman. Alberto Fijo.

Algo prestado
Something Borrowed

Director: Luke Greenfield. Guión: Jennie Snyder. Intérpretes: Ginnifer Goodwin, Kate Hudson, Colin Egglesfield, John Krasinsky, Stev Howey. 103 min. Adultos. (SD)

Rachel, abogada de un importante bufete, soltera. Cumple 30 años y lo celebra seduciendo al prometido de su mejor amiga. Ridícula comedia, sin ritmo, sin gracia y mal interpretada. La trama es un despropósito inverosímil. La película la ha pagado Hilary Swank, productora ejecutiva: quizás le recordase aquella Posdata: Te quiero, uno de los numerosos lunares de la carrera de la excelente y doble ganadora del Oscar, protagonista de Million Dollar Baby. El guión adapta una novela. Lo firma la creadora de la serie Las chicas Gilmore. Alberto Fijo.

América, una historia muy portuguesa
América

Director: João Nuno Pinto. Guión: João Nuno Pinto, Luisa Costa Gomes, Menalie Dimantas. Intérpretes: Chulpan Khamatova, Fernando Luís, María Barranco, Dinarte Branco, Cassiano Carneiro. 111 min. Adultos. (XD)

Lisa es una joven rusa casada con Víctor, un portugués que, para salir de la miseria, decide montar –en su propia casa y apoyado por su ex mujer– un negocio ilegal de documentos para inmigrantes. Lisa se opone a los negocios de su marido mientras empieza a sentirse atraída por un inmigrante ucraniano.

El portugués João Nuno Pinto dirige un drama oscuro, sórdido y desesperanzado que refleja el mundo de miseria que muchas veces rodea a los inmigrantes que buscan un futuro mejor lejos de sus países. Es difícil que el espectador consiga conectar con unos personajes tan grises, un entorno tan ruinoso y una historia muy negra que no le da ni un respiro. Por otro, el final se alarga innecesariamente y la última media hora es absolutamente prescindible. Ana Sánchez de la Nieta.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares