Otros estrenos (15 febrero 2013)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 45s.

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 15 de febrero.

La trama
Broken city

Director: Allen Hughes. Guion: Brian Tucker. Intérpretes: Mark Wahlberg, Russell Crowe, Catherine Zeta-Jones, Barry Pepper, Jeffrey Wright, Kyle Chandler, Natalie Martinez. 109 min. Adultos. (VXD)

 

Un alcalde, que da claros indicios de ser un corrupto, encarga a un detective que espíe a su mujer porque sospecha que le está siendo infiel. Un buen reparto no hace una buena película: o lo que es lo mismo, con un mal guión no hay quien construya un producto decente y la prueba es esta cinta de subtramas increíbles y tosca realización. Ana Sánchez de la Nieta.

Un plan perfecto
Gambit

Director: Michael Hoffman. Guion: Ethan Coen, Joel Coen Intérpretes: Colin Firth, Cameron Diaz, Alan Rickman, Stanley Tucci, Tom Courtenay. 89 min. Jóvenes-adultos. (XD)

 

El tono gamberro de los Coen –guionistas de la película– está presente en las aventuras de un experto en arte (Colin Firth, perfecto para variar), empleado por un millonario odioso, que trama una venganza contra su jefe en la que juega un papel primordial una ruda rubia tejana que trabaja en una fábrica y se divierte como vaquera en rodeos pueblerinos.

Con la baza del contraste de estereotipos (el impecable british de nariz levantada y la rubia cascabelera), la cinta logran entretener al espectador en una partida con algunos gags muy divertidos, otros muy soeces y una trama muy hábil. Alberto Fijo.

Dos días en Nueva York
2 days in New York

Director: Julie Delpy. Guion: Julie Delpy, Alexia Landeau, Alexandre Nahon Intérpretes: Julie Delpy, Chris Rock, Kate Burton, Dylan Baker. 96 min. Adultos. (XD)

 

Julie Delpy dirige, escribe y protagoniza esta secuela de su anterior película, Dos días en Paris. La historia cuenta de nuevo los avatares de una pareja en crisis que tiene que lidiar, en este caso, con una antipática familia. Como ya es habitual en el cine de la francesa, hay mucha pose intelectualoide, toneladas de verborrea desinhibida sobre sexo y muy poquita historia. Ana Sánchez de la Nieta.