Otros estrenos (11 julio 2014)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 11 de julio.

Dos vidas
Zwei Leben

Director: Georg Maas. Guion: Georg Maas, Christoph Tölle, Stale Stein Berg, Judith Kaufmann. Intérpretes: Julianne Kohler, Liv Ullmann, Sven Nordin, Ken Duken, Julia Bache-Wiig. 97 min. Jóvenes.

La película se inspira en el programa Lebensborn que diseñaron los nazis para preservar la raza aria. Se trataba de internar en orfanatos alemanes a “hijos de la guerra”, nacidos de padre soldado alemán y madre noruega. Cuando cae el muro, un bufete de abogados lleva al Tribunal Penal Internacional el caso de los niños robados por los nazis, con la colaboración de las autoridades noruegas. Y pide a Katrine, una “hija de la guerra”, que testifique. El hasta ahora documentalista Maas dirige una historia de un gran dramatismo que usa con habilidad los flashbacks para ir llevando al espectador al corazón de las tinieblas de la mano de Katrine, esposa, madre y abuela. Quizás las tres tramas (familiar, judicial y remembranza) no se equilibran del todo bien, pero hay un buen nivel medio y el cierre es sobresaliente. Alberto Fijo.

La cueva

Director: Alfredo Montero. Guion: Alfredo Montero y Javier Gullón. Intérpretes: Marcos Ortiz, Marta Castellote, Eva García Vacas, Jorge Páez, Xoel Fernández. 80 min. Adultos. (VX)

Una panda de jóvenes pasa unos días de vacaciones en Formentera. Entre botellón y botellón deciden explorar una cueva, y una vez dentro, no encuentran la salida. Con una premisa tan básica y un desarrollo de los personajes también muy sencillito, La cueva consigue mantener el interés gracias a un par de puntos de giro efectivos, un dominio del tempo y del suspense, y unas decisiones de realización que se demuestran muy acertadas. Como los protagonistas, el espectador se encuentra encerrado en La cueva, con una sensación absoluta de claustrofobia. Una cinta, por este y otros motivos –es bastante gore, aviso– no apta para todos los estómagos. Un poco más de contención en algunos tramos no le hubiera venido nada mal a una cinta que está pensada para un público joven, no adulto. Ana Sánchez de la Nieta.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares