Otros estrenos (11 abril 2014)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 11 de abril.

Miel
Miele

Directora: Valeria Golino . Guion: Valeria Golino, Francesca Marciano, Valia Santella (novela: Mauro Covacich) . Intérpretes: Jasmine Trinca, Carlo Cecchi, Libero De Rienzo, Vinicio Marchioni, Barbara Ronchi, Roberto De Francesco, Valeria Bilello, Elena Callegari, Eastynn Chadwick . 96 min. Adultos. (X)

Miel en realidad se llama Irene. Es joven y atractiva, tiene más de un amante y trabaja vendiendo drogas ilegales a enfermos terminales para que pongan fin a sus vidas. Aunque el contacto con el sufrimiento la ha endurecido y apenas sonría, Miel parece una mujer realizada. Hasta que el contacto con uno de los pacientes le haga replantearse el sentido de su trabajo.

La modelo y actriz italiana Valeria Golino se estrena como directora con esta película muy dura por el tema e intensa en el tono. Con un ritmo lento, buenas interpretaciones y una bella fotografía, la historia plantea algunas cuestiones espinosas como la eutanasia o el peligro del sentimentalismo para resolver los problemas. Pero la ambigüedad del planteamiento –especialmente en su tramo final, que parece querer evitar todo tipo de moralina– hace que la película navegue entre dos aguas, sin mojarse, evitando caer en el cine de tesis y sorteando la casilla del melodrama. El resultado es una cinta interesante, bien construida pero demasiado fría para llegar a conmover. Ana Sánchez de la Nieta.


9 meses… de condena
9 mois ferme

Director y guionista: Albert Dupontel. Intérpretes: Albert Dupontel, Sandrine Kiberlain, Nicolas Marié, Philippe Uchan, Philippe Duquesne. Jóvenes. (S).

Aunque críticos y profesores de Narrativa Audiovisual no nos cansemos de decirlo, a muchos les cuesta creer que sea más difícil hacer reír que hacer llorar. Esta película fallida es un buen ejemplo de lo expuesto: escribir una buena comedia es complicado, lograr una comedia genial está al alcance de muy pocos.

Ariane es una juez. Soltera, severa, puntillosa, misántropa. Bob Dolan es un ratero acusado de un crimen. Simple y primario. El enredo planteado tiene más gracia sobre el papel que en la película, que se atasca cada poco y no logra eso que se llama tempo, vis, toque. Eso que tienen los maestros de la comedia. Con todo, ha tenido casi 1,9 millones de espectadores en Francia. Asombroso. Alberto Fijo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares