Los grandes grupos compiten por la televisión en Asia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 24s.

Entre los grandes grupos de la comunicación se advierte una movilización general para introducirse en Asia, donde la expansión de la televisión está creando un nuevo mercado con un gran potencial de crecimiento. Esta efervescencia tiene diversas manifestaciones: compra de emisoras de televisión, búsqueda de socios asiáticos para producir programas, instalación de sistemas de transmisión por cable. Al mismo tiempo, los proyectos para lanzar una docena de satélites regionales en los próximos cinco años van a multiplicar las antenas parabólicas en los tejados asiáticos.

El magnate Rupert Murdoch tomó la delantera al adquirir el pasado mes de julio Star TV, la mayor emisora de televisión por satélite en Asia. Ahora pretende conseguir una participación en TVB, la primera emisora de televisión de Hong Kong y la mayor productora de programas televisivos en chino. TVB acaba de lanzar desde Taiwán un canal vía satélite de programas de entretenimiento en chino mandarín. El potencial de esta emisora se ha multiplicado desde que el año pasado China dejó de interferir su señal, con lo cual llega en la actualidad a 20 millones de hogares en la provincia de Guangdong.

También la CNN, de Turner Broadcasting, intenta formar un consorcio de varias empresas para crear una emisora que compita con Star TV cuando en 1994 se lance el satélite de comunicaciones chino. A su vez, el grupo Time Warner está buscando un socio local para producir programas en chino. Mientras tanto, su filial HBO está intentando implantar sistemas de televisión por cable en Singapur, Tailandia, Brunei y Filipinas.

Por otra parte, Asia Business News, con base en Singapur, empezará a emitir en noviembre vía satélite un canal dedicado exclusivamente a la información económica. Este proyecto es una joint venture en la que participa la estadounidense Dow Jones, con socios de Nueva Zelanda y Hong Kong, y el gobierno de Singapur.

El mercado televisivo asiático se va a expandir con el lanzamiento de una docena de satélites regionales entre 1994 y 1998. Actualmente hay sólo dos satélites en órbita que ofrecen servicio a los operadores de televisión: el indonesio Palapa-B2P, que cubre el Sudeste asiático, Hong Kong y Taiwán, y AsiaSat-1, que alcanza a 38 países de Asia y Oriente Medio, entre ellos India, China, Japón, Corea y gran parte del Sudeste asiático. Los dos tienen ya todos sus canales ocupados.

De modo que los nuevos grupos que quieren abrirse camino en la televisión en Asia están en tratos para alquilar canales en los nuevos satélites. Los más inmediatos, con lanzamiento previsto para mediados de 1994, son el satélite Apstar-1, de la compañía de Hong Kong APT, y el Palapa-C1, de la firma indonesia PT Satelindo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares