Las películas para todos los públicos tienen más éxito

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 53s.

El 63% de las películas que más dinero han ganado entre 2001 y 2003 tenían “planteamientos positivos”, afirma la Christian Film & Television Commission en un informe publicado en la revista Movieguide (www.movieguide.org). El estudio confirma lo dicho en 1992 por Michael Medved en su libro Hollywood versus America (cfr. servicio 167/92) y por los economistas Arthur De Vany y David Walls en 2000 (cfr. servicio 129/00).

Entre 2001 y 2003, películas de argumentos positivos -como Buscando a Nemo, El Señor de los Anillos, Spider-Man o Evelyn- ganaron en los Estados Unidos entre el doble y el quíntuplo de “películas con una visión no cristiana de la vida muy fuerte”, dice Ted Baehr, fundador de la Comisión. Las taquillas medias de estos dos grupos extremos fueron, en 2003, de 77,3 millones y 16,1 millones de dólares.

Tampoco el sexo es un reclamo comercial tan seguro como a veces se cree. Así, en 2003, en los Estados Unidos, 78 películas “sin sexo” tuvieron ingresos medios de 37,6 millones de dólares; 95 que incluían “sexo no explícito”, 32,1 millones; 71 que incluían alguna escena de “sexo explícito” recaudaron 25 millones, y 35 con abundantes escenas explícitas lograron 17,7 millones. Las películas sin desnudos recaudaron 34,6 millones de dólares por término medio, frente a 11,8 millones las que incluían desnudos.

La Comisión fundada por Baehr en 1978 sustituye al antes llamado Protestant Film Office. Comenzó a editar la revista Movieguide en 1985, año en que, según Baehr, Hollywood solo produjo una película “con contenido cristiano positivo”, frente a 81 películas calificadas “R” (adultos). Hoy, concluye, el 45% de las películas tienen “contenido cristiano positivo” y las que tienen calificación “R” no pasan del 42%.

Estas conclusiones deben ser matizadas, pues es natural que las películas para todos los públicos, por dirigirse a una audiencia masiva, generen por término medio mayores ingresos de taquilla. La citada investigación de Walls y De Vany afina más, porque tiene en cuenta los presupuestos y otros factores como la participación de estrellas, que es un fuerte reclamo para el público. Con esos datos, se mantiene que los films familiares son claramente más rentables que los otros, pero la diferencia no es tan grande como dice Baehr.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares