Las iniciativas de televisión digital llegan a acuerdos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El agitado panorama de la televisión digital en Europa parece decantarse. En dos países -Alemania e Italia-, los diferentes proyectos han confluido en plataformas únicas, mientras que en Francia y España los telespectadores pueden optar entre dos o más ofertas. La Comisión Europea, sin embargo, no ha dicho todavía la última palabra, y podría vetar los proyectos alemán e italiano por monopolísticos.

En Alemania, el acuerdo entre los dos colosos de la comunicación, Kirch y Bertelsmann, firmado el 8 de noviembre para crear una plataforma conjunta de televisión de pago con el nombre de Premiere, ha recibido ya un aviso de Bruselas. Karel Van Miert, el comisario europeo encargado de las infracciones contra las leyes de la competencia, les recordó que ninguna concentración puede entrar en vigor sin el visto bueno de la Comisión Europea.

La plataforma alemana para la televisión digital exigirá una inversión inicial de 2.500 millones de marcos (unos 200.000 millones de pesetas) y se distribuirá aprovechando la red de cable de Deutsche Telekom, que también forma parte del consorcio. La red de DT llega a 17 millones de hogares. El plan de Kirch y Bertelsmann es iniciar las emisiones a mediados de 1998 y alcanzar entre tres y cuatro millones de abonados en un plazo de tres o cuatro años. El año pasado, Kirch intentó sin éxito lanzar en solitario su propia plataforma digital, que no logró pasar de los 30.000 abonados.

Frente a este consorcio, la televisión estatal ARD pretende poner en marcha una oferta de tres canales emitidos por señal digital para difundir reportajes, películas y los programas ordinarios con horario distinto al abierto. El presidente de la ARD quiere utilizar el descodificador de la plataforma Kirch-Bertelsmann. Esta, por su parte, se queja de que la ARD va a invertir en ese proyecto 100 millones anuales de marcos del canon que todos los alemanes pagan al canal público.

En Italia, la empresa francesa Canal Plus, la RAI, los grupos Fininvest-Mediaset (Berlusconi) y Telemontecarlo (del grupo Cecchi Gori), y la compañía telefónica italiana Telecom, han constituido una plataforma digital única, con el visto bueno del gobierno y del parlamento. La plataforma tendrá mayoría de capital italiano, mientras que Canal Plus pondrá la experiencia. Canal Plus es propietaria de la televisión italiana de pago Telepiù, con 900.000 abonados.

En Gran Bretaña, en cambio, la Comisión de Televisión vetó la entrada de Murdoch en la plataforma digital British Digital Broadcasting (BDB). Formada por los grupos Granada y Carlton, emitirá en modo digital pero por ondas hertzianas y espera ofrecer 30 canales en julio del año próximo. Por su parte, British Telecom, BSkyB -propiedad de Murdoch-, la banca Midland y el grupo japonés Matsushita, anunciaron hace unos meses que el próximo verano lanzarán una plataforma digital vía satélite con doscientos canales interactivos.

En Francia, los telespectadores pueden abonarse a tres plataformas digitales: CanalSatellite (de Canal Plus), Télévision par satellite (TPS), de TF1 y France Télécom, y AB sat, del grupo AB. Apoyándose en la experiencia de Canal Plus, la televisión de pago francesa que cuenta con 4,2 millones de abonados, CanalSatellite ha logrado 500.000 suscriptores en algo más de un año y cuenta con alcanzar los 650.000 a fines de diciembre. TPS, por su parte, empezó a emitir el 17 de diciembre de 1996 y ha logrado ya 225.000 abonados. AB sat no ha despegado, y en septiembre contaba sólo con 20.000 suscriptores. Esto le ha llevado a entrar en conversaciones con TPS para -a cambio de compartir algunos de sus canales temáticos- aprovechar la red de comercialización de TPS.

En España, la “guerra digital” entre Canal Satélite Digital -propiedad del grupo Prisa y del Canal Plus francés- y Vía Digital, la plataforma liderada por Telefónica, TVE y Televisa, ha llegado a una tregua tras el acuerdo para compartir este año el fútbol de pago. Durante la temporada 1997-98, ambas plataformas podrán emitir en “pago por visión” los partidos de Liga que no se difundan en abierto. Cableuropa, otra plataforma digital que emitirá a través de cable, también ha pedido acceder al fútbol de pago. En pocos meses, Canal Satélite y Vía Digital han alcanzado 400.000 abonados a la televisión digital.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares