La TV pública francesa experimentará un barómetro para medir la calidad de los programas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿La audiencia de un programa de televisión es un índice fiable de la satisfacción del telespectador? Entre los directivos de las cadenas hay quienes piensan que el dato cuantitativo del share no es suficiente. Por eso el grupo de las tres cadenas públicas francesas (France Télévisions) va a experimentar, a partir del próximo enero, un “barómetro cualitativo” para medir la satisfacción de los telespectadores sobre la calidad de los programas.

El barómetro se basará en una encuesta realizada entre 10.000 personas representativas de la población mayor de 15 años. Para evitar que los encuestados se cansen de responder, se han seleccionado seis grupos de 1.600 telespectadores que se turnarán cada mes. El telespectador seleccionado se compromete a contestar cada semana un cuestionario que le será enviado por Internet. El encuestado deberá otorgar una calificación a los programas que ha visto y justificar su juicio eligiendo entre una serie de adjetivos (“divertido”, “aburrido”, “interesante”…). El instituto de sondeos efectuará controles telefónicos sobre un pequeño porcentaje de encuestados, para comprobar que han visto los programas.

El barómetro proporcionará información para los responsables de las cadenas, pero no se hará público ni se comunicará a los anunciantes. Los directivos de France Télévisions aseguran que tendrán en cuenta las indicaciones del barómetro, pero sin utilizarlo como un machete para liquidar cualquier programa que salga malparado. “Si creemos que no hemos sido entendidos a propósito de una emisión de calidad, tendremos que asumir nuestras responsabilidades perseverando para convencer a los telespectadores”, dice Jean-Pierre Cottet, director general de France 5 (Le Monde, 5-XII-2003).

No todos los profesionales están de acuerdo sobre la utilidad de los sondeos cualitativos. Algunos dicen que, al ser la TV un entretenimiento, si un espectador ve un programa libremente elegido, será porque le parece interesante, y no emitirá un voto negativo. Otros advierten que muchos telespectadores tienden a decir que detestan los programas, lo cual no impide que los vean. Por su parte, los anunciantes siguen pensando que el primer índice de apreciación de un programa es su audiencia.

De todos modos, los responsables de las tres cadenas públicas piensan que no está de más afinar a la hora de medir la satisfacción del telespectador con la calidad de los programas. Y especialmente en unas televisiones que deben responder a la lógica del servicio público y que se financian con un canon pagado por los telespectadores.

En Francia solo Canal+ hace sondeos entre sus abonados para conocer su satisfacción con los programas. En Gran Bretaña, la cadena pública BBC lo hace también todos los meses.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares