La serie “24”, triunfadora en los premios Emmy

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 38s.

La serie “24” y la miniserie “Elizabeth I” fueron las triunfadoras más destacadas de la 58 edición de los Emmys, premios concedidos por la Academia de Ciencias y Artes de la Televisión de Estados Unidos.

La dirección, la producción y la interpretación de Kiefer Sutherland, son los tres premios obtenidos por “24”, la serie de la Fox sobre espionaje y política contada en tiempo real que ha tardado cinco años en convencer a los miembros de la Academia.

En el apartado de comedia, “The Office” -versión estadounidense de una precedente serie británica que produce la NBC- se llevó el premio a la mejor serie, aunque su protagonista fue derrotado por Tony Shalhoub (el hipocondríaco detective protagonista de “The Monk”). El episodio piloto de “My Name is Earl” recibió dos premios y la gran perdedora fue el melodrama hospitalario “Anatomía de Grey”, que aspiraba a 5 premios y se fue de vacío.

Dos producciones de la HBO (la miniserie histórica “Elizabeth I” y la TV movie “The Girl in the Café”) se llevaron el gato al agua. “Elizabeth I” cosechó 4 premios (miniserie, dirección, actriz principal -la inglesa Helen Mirren, que gana su tercer Emmy- y actor de reparto -Jeremy Irons-). “The Girl in the Café” (escrita por Richard Curtis, director y guionista de la película “Love Actually”) ganó tres estatuillas (mejor TV movie, dirección y actriz de reparto -Kelly Macdonald-). Cuenta la historia de un alto funcionario que prepara una reunión del G-8 y conoce a una chica mucho más joven.

“The Daily Show with Jon Stewart” ganó por tercer año consecutivo en la categoría de programa musical o de variedades. Su presentador volvió a perder, cosa muy poco lógica, si se tiene en cuenta la estructura de este tipo de “shows”. El premio al mejor “reality show” fue para “The Amazing Race”, una producción de la CBS.

Alan Alda (“El Ala Oeste de la Casa Blanca”) ganó el premio al secundario de serie dramática, acrecentando el prestigio de la serie más premiada de la historia de los Emmys, con 26 galardones. Julia Louis-Dreyfus (“The New Adventures of Old Christine”) fue elegida mejor actriz de serie en la categoría de comedia. Mariska Hargitay, hija de la actriz Jane Mansfield, se llevó, por segundo año consecutivo, el Emmy a la mejor actriz de serie dramática por su papel en “Ley y Orden. Unidad Especial de Víctimas”.

Tres de los cuatro premios a los mejores actores secundarios en drama y comedia fueron a intérpretes de series que ya no están en antena: Alan Alda (“El Ala Oeste de la Casa Blanca”), Blythe Danner (“Huff!”) y Megan Mullally (“Will & Grace”).

Como nota curiosa se puede destacar que entre los cuatro actores principales premiados, dos son hijos de actores. Dos binomios padre-hijo figuraban entre los candidatos al Emmy: Charlie (“Two and a Half Men”) y Martin Sheen (“El Ala Oeste de la Casa Blanca”); y Donald (“Human Trafficking”) y Kiefer Sutherland. Sólo Kiefer se llevó un trofeo, por “24”.

Alberto Fijo____________________Para saber más: www.emmys.com.