La Comisión europea insta a competir a las cadenas digitales

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 40s.

La presión de la Comisión Europea, protagonizada por el comisario europeo para la competencia, Karel van Miert, ha logrado hasta ahora evitar que se formen plataformas únicas de televisión digital en Alemania, España y Francia (ver servicio 165/97). En las últimas semanas lo ha conseguido también en Italia, donde ya se ha constituido la segunda plataforma digital -propiedad de la RAI y de Telecom-, que competirá con la que gestiona Canal Plus (Telepiù).

En Italia se había llegado a un acuerdo en noviembre de 1997 para constituir una sola plataforma de televisión digital, accesible vía cable o satélite y con un solo descodificador. Pero los reparos de la Comisión han logrado romper la alianza. El pasado 10 de abril, la RAI y Telecom salieron de esa plataforma única y firmaron un protocolo de acuerdo para crear el segundo operador de televisión digital en Italia. Será la alternativa de Telepiù, controlada en un 90% por Canal Plus.

El capital de la nueva plataforma se reparte al 70-30% entre Telecom y la RAI. Esta se encargará de la gestión editorial y de programas, mientras que Telecom se ocupará de la parte tecnológica y comercial. Está previsto que las emisiones comiencen la Navidad próxima. Algunos consideran que el fracaso de la plataforma única se debe a que Telecom Italia no estaba dispuesta a que Canal Plus se encargase de la gestión de los nuevos abonados y de los derechos de retransmisión.

Tras la ruptura de la plataforma única queda pendiente el destino de Mediaset, el otro grupo de televisión generalista que tenía el 10% de la plataforma de Telepiù (a su vez, Canal Plus tiene el 6,4% de Mediaset).

Por otra parte, Canal Plus sigue su expansión internacional y ha llegado a un acuerdo con el grupo americano At Entertainment para formar una plataforma común en Polonia que empiece a funcionar en septiembre. Falta aún el visto bueno de la Comisión Europea.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares