Hay público para programas de altura

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Que hay un público amplio que reclama temas importantes y aun trascendentes en la ficción televisiva, realizados con corrección formal, se ha puesto de manifiesto en Italia con un récord de audiencia singular. No se trataba de alguna fórmula novedosa, ni de ningún programa concurso degradante, ni siquiera algo que tuviese como reclamo el tan socorrido “morbo”.

La primera cadena de la RAI, la televisión estatal italiana, emitió a finales de mayo Lourdes, una producción que ha conseguido interesar a más de 8 millones de espectadores, con un 30% de cuota de audiencia. Lourdes narra la historia de unos periodistas que investigan sobre las apariciones de la Virgen a Bernadette Soubirous, según un guión escrito por Vittorio Messori. Sus intérpretes son dos jóvenes actores, Alessandro Gasman y Stefania Rocca.

El hecho de que los temas religiosos estén consiguiendo un notable éxito en varias cadenas europeas no es ajeno al proyecto de la productora Lux Vide, empresa de televisión a cuyo frente está Ettore Bernabei, que durante años -quizás los más importantes- fue director general de la RAI. Los diversos capítulos dedicados a La Biblia, su primera incursión en este campo, sirvieron para potenciar sus producciones, abrirse camino en el difícil mundo de la ficción televisiva e incluso obtener un Emy, el equivalente a los Oscar en televisión.

Ettore y su hija Matilde han conseguido vender los derechos de emisión de sus proyectos en Italia tanto a la red estatal como a los canales de Mediaset propiedad de Berlusconi. Además, sus producciones se están vendido muy bien en el mercado internacional.

En cuanto a Lourdes, el tema aborda el supuesto conflicto entre ciencia y religión con un tratamiento muy sugestivo. El éxito ha sido tan grande, que un periódico como La Repubblica ha dedicado una página entera al tema. Bajo el título “RAI, retorno a lo sagrado”, el periódico italiano señala que este film televisivo aúna el éxito de audiencia con la celebración del Jubileo.

En una entrevista, Bernabei comenta: “Esta ficción televisiva de argumento religioso ha tenido éxito por su calidad. Y también porque la gente corriente tiene necesidad de espiritualidad, quiere conocer aquello que aparece como misterioso, no explicable con la sola razón, ya que en el fondo de cada uno hay interrogantes a los que es difícil dar una respuesta”.

Bernabei confiesa en la entrevista que, en gran medida, la vulgaridad abundante en la televisión tiene su origen en la pereza mental. “La televisión en el mundo -comenta- no es contraria a una concepción religiosa de la vida, pero no se pronuncia. Y a fuerza de no pronunciarse, no se preocupa de aquellas reglas morales que van unidas a la vida espiritual. La vulgaridad nace de esto. Bastaría seguir ciertas normas que son de derecho natural o civil, como el respeto a los demás. En la televisión, cada individuo se preocupa solo de sí mismo, y esto se debe en gran parte al abuso de la publicidad, sobre todo cuando esta llega a ser el fin único de la comunicación: entonces se confunden los valores”.

Actualmente, la compañía que dirige Bernabei rueda, junto con otras productoras y canales televisivos, una trilogía, Close to Jesus, que comprende tres historias basadas en personajes del Evangelio: José, María Magdalena y los apóstoles Judas y Tomás.

El próximo proyecto, todavía en fase de preproducción, es llevar a la televisión la vida de San Agustín, en una miniserie de tres capítulos y con un reparto en el que se piensa en John Malkovich para el papel del obispo de Hipona y en Sofía Loren para el de santa Mónica.

Lux Vide no solo impulsa proyectos televisivos de carácter religioso, sino también series de entretenimiento dedicadas a la familia, como Don Matteo, con Terence Hill como protagonista, y una serie documental sobre personajes célebres del siglo pasado que está ya en fase de producción. Entre las figuras históricas que serán tratadas en esos documentales están Marconi, Mussolini, Stalin, Golda Meir, Coco Chanel, Fellini, la Madre Teresa de Calcuta, Juan XIII y Juan Pablo II.

José Ángel Cortés

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares