Pateras: el feto paga

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 6s.

Contrapunto

¿El feto tiene o no derechos? ¿Es “alguien” distinto de la madre o mero producto de la concepción que puede ser descartado si la madre no lo quiere? Es la eterna discusión sobre el aborto. Al margen de consideraciones éticas, políticas o jurídicas, no es superfluo atender a la valoración de los traficantes de vidas, que conocen su sórdido negocio. Los que fletan las pateras que traen a los inmigrantes indocumentados a las costas españolas tienen bien claro el asunto: por llevar dos viajeros -la madre y el feto- cobran 1.300 euros por el pasaje, mientras que los hombres pagan entre 800 y 900 euros, según han explicado algunos de ellos a quienes les asisten al llegar a España.

Los traficantes animan a las mujeres subsaharianas a quedarse embarazadas. Saben que un bebé nacido en España es español, y por lo tanto un seguro de permanencia para su madre. También hay bebés en las pateras. En las condiciones que establece la Ley de Extranjería para la expulsión de inmigrantes irregulares, prevalece el interés del menor, con lo que es prácticamente imposible la repatriación de la madre. Solo en la ley del aborto no prevalece el interés del más débil.

Ignacio Aréchaga