Van Thuan. Libre entre rejas

Página 1

Autor: Teresa Gutiérrez de Cabiedes

Ciudad Nueva.
Madrid (2016).
368 págs.
19 €.

Desde su fallecimiento en 2002, la fama de santidad del cardenal vietnamita François-Xavier Nguyen Van Thuan no ha parado de crecer. De hecho, en 2007 se inició su causa de beatificación, que ha propiciado que se sigan publicando libros biográficos (el último, La luz brilla en las tinieblas, de Miguel Ángel Velasco) y se reediten con gran aceptación sus libros de espiritualidad, como el famoso Cinco panes y dos peces.

En Van Thuan. Libre entre rejas, Teresa Gutiérrez de Cabiedes ha convertido en una apasionante novela su dramática peripecia vital. Comienza en 1975, cuando el ya arzobispo adjutor de Saigón es detenido por las fuerzas militares que se han hecho con el poder en Vietnam y que inician una metódica y cruel represión contra los enemigos del pueblo. Van Thuan es detenido y, sin ser juzgado, es condenado a prisión. Estuvo trece años recluido, nueve de ellos en celdas de aislamiento. La novela cuenta estos años de reclusión.

Uno de los mejores momentos es el traumático viaje en barco que realizan cientos de presos con destino a uno de estos campos. Durante el viaje, Van Thuan presta su auxilio humano y espiritual a muchos de estos presos, que habían perdido toda esperanza.

Lo que vive durante esos años Van Thuan es plenamente novelesco. Detenido, es tratado con inquina por sus carceleros, de manera especial por el general Tu Hua, responsable de seguridad pública del nuevo gobierno. El contacto con otros presos durante sus sucesivas estancias carcelarias muestra el clima de odio y represión de las autoridades comunistas, sobre todo contra la religión católica.

Van Thuan es tratado como escoria. Pero en medio de estas circunstancias inhumanas, supo unirse más a Dios. Aumentó su vida de oración y su fe en la Eucaristía, que pudo celebrar de manera secreta. Además, se volcó en ayudar a los demás presos. También supo contagiar y enviar su esperanza sobrenatural a otros muchos católicos gracias a los libros que pudo escribir a escondidas y que se distribuyeron de manera clandestina.

Gutiérrez de Cabiedes, autora entre otros de varios libros dedicados a Hanna Arendt, se ha documentado muy bien para escribir esta novela. Se ha entrevistado con familiares del cardenal y con algunos testigos. Desde el punto de vista biográfico, lo que se cuenta es impecable. Pero esta novela tenía el reto de penetrar en el interior de un personaje tan singular. La autora consigue dar vida a su rico mundo interior, a su fe absoluta en Dios, a su radical sentido de la caridad y de la solidaridad. Además, el engranaje entre el mundo exterior y el mundo interior, otro de los retos estructurales de la novela, está conseguido, pues la autora ha convertido al cardenal Van Thuan en un personaje de carne y hueso. 


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.