Otros estrenos (2 marzo 2018)

Página 1

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 2 de marzo.

Gorrión rojo
Red Sparrow

Director: Francis Lawrence. Guion: Justin Haythe (novela: Jason Matthews). Intérpretes: Jennifer Lawrence, Joel Edgerton, Jeremy Irons, Charlotte Rampling, Mary-Louise Parker. 139 min. Adultos. (VX)

Una joven bailarina rusa es reclutada para formar parte de un cuerpo de espías que utilizan como arma la seducción sexual.

Francis Lawrence vuelve a dirigir a Jennifer Lawrence (parte de la estrategia comercial es recuperar al tándem de Los Juegos del Hambre) en este thriller de espionaje basado en una novela homónima de Jason Matthews. El espionaje no aparece –y de una forma muy farragosa– hasta el final. La hora y media anterior (la película acusa un metraje absolutamente desmesurado) es una sucesión de sexo y violencia muy explícitos y con poco –cuando no nulo– valor narrativo. Las múltiples escenas de tortura son pornografia pura. Y el resultado final, mucho talento interpretativo desaprovechado. Ana Sánchez de la Nieta.

 

El caso de Cristo
The Case for Christ

Director: Jon Gunn. Guion: Brian Bird, Lee Strobel. Intérpretes: Mike Vogel, Erika Christensen, Robert Forster, Frankie Faison, Faye Dunaway. 110 min. Jóvenes.

El film recrea el proceso real de conversión religiosa de Lee Strobel, importante periodista del Chicago Tribune, que en 1980 entró en crisis cuando su mujer abrazó la fe cristiana. Strobel era un convencido positivista, ateo racionalista, y consideraba el cristianismo un cuento de hadas impropio de gente adulta y moderna. Cuando su esposa, Leslie, a raíz de un accidente de su hija, se convierte, Lee decide –para empujarle a abandonar la fe– demostrarle racionalmente, con hechos, que Cristo no resucitó y que, por tanto, su fe se desvanece necesariamente en una ilusión.

Aunque la “atmósfera espiritual” es claramente protestante, ofrece una lúcida descripción de la dinámica de la razón humana y de las exigencias de la búsqueda de la verdad. Es muy interesante que el personaje llega a la fe, no sólo por las evidencias racionales, que también, si no por el testimonio de su mujer, el testimonio de su amor. A pesar de la puesta en escena algo televisiva, la película tiene un gran valor. Juan Orellana.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.