Remedios para el desencanto en el trabajo

publicado
DURACIÓN LECTURA: 15min.
Hace unos ocho años me descubrí viviendo un cliché. Como profesor titular de Filosofía en una universidad prestigiosa, tenía la carrera de mis sueños. La logré pasando por la facultad, por la empinada cuesta de “publica o muere” y por el estrés en pos de la titularidad y la promoción. Tenía mujer, un hijo y una hipoteca. Hacía lo que me encantaba, y sin embargo, la perspectiva de hacer más de lo mismo, semana tras semana, año tras año, comenzó a resultarme opresiva. Terminaría el artículo que estaba escribiendo; conseguiría publicarlo; escribiría otro. Daría clase a esta promoción de alumnos; se graduarían y seguirían delante; vendrían otros. Mi carrera se extendía ante mí como un tú ...

Contenido para suscriptores

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.