Subvenciones a las familias pobres para que limiten la natalidad

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Singapur

El gobierno de Singapur ha decidido premiar económicamente a las familias pobres que no tengan más de dos hijos. Si cumplen esta condición, los matrimonios que no tengan estudios superiores y ganen menos del equivalente de 470 dólares al mes, recibirán subvenciones para la vivienda y la educación por un total de 26.400 dólares a lo largo de veinte años. Singapur desarrolla políticas para frenar la natalidad desde los años 70, bajo el lema “Dos es bastante”. Pero después se comprobó que el mensaje había calado sobre todo en las familias acomodadas, y mucho menos en las pobres y con nivel educativo inferior: aquéllas tenían una media de 1,3 hijos, y éstas, 2,9. Por esta razón, en 1984 el gobierno dispuso que los hijos de mujeres con título universitario y esterilizadas tras el segundo hijo tuvieran preferencia para elegir escuela. La medida recién aprobada es un nuevo intento, por la vía contraria, de corregir el desequilibrio.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares