Europa pierde 2 millones de habitantes en un año

Según el último informe demográfico del Consejo de Europa, el continente tiene unos 785 millones de habitantes, dos millones menos que el año pasado. La baja natalidad, contrarrestada en parte por la inmigración en los países occidentales, es la causa del ligero descenso. El informe, anual, cubre toda Europa: los 43 Estados miembros del Consejo y tres no miembros (Bielorrusia, Bosnia y Yugoslavia).

12 países europeos perdieron población en el último año, pero 17 en total registraron decrecimiento vegetativo (más muertes que nacimientos), 13 de ellos del este. Además, varios países orientales presentan saldo migratorio negativo. En el oeste, a los inmigrantes se debe buena parte del aumento de población, o todo en los cuatro países que tuvieron decrecimiento vegetativo (Alemania, Grecia, Italia y Suecia).

A excepción de Turquía e Islandia, todos los países europeos tienen unas tasas de fecundidad inferiores al umbral del reemplazo de generaciones (2,1 hijos por mujer). En general, los índices son relativamente altos en el norte y muy bajos en el este y en el sur. Las tasas más bajas son el 1,1 de Armenia y la República Checa, y el 1,2 de España, Italia, Letonia y Rusia.

El envejecimiento demográfico es general en el continente, pero hay importantes diferencias entre el oeste y el este. Italia tiene la mayor proporción de mayores, y Albania, la menor.

Pero la diferencia quizá más notable está en la esperanza de vida al nacer, muy inferior en el este. Las más bajas del continente se registran en Rusia (59 años para los hombres y 72 para las mujeres), seguida de Ucrania y Bielorrusia (ambas con 63 y 74 años). En cambio, las más altas corresponden al oeste: para los hombres, 78 años en Islandia y 77 en Suecia y Suiza; para las mujeres, 83 años en España y Suiza, y 82 en Francia e Italia.

El informe incluye también datos relativos a la nupcialidad, que en general desciende en Europa, y está en torno a 0,5 primeros matrimonios por 100 habitantes. Una vez más, los datos más bajos vienen del este: 0,34 en Armenia y 0,4 en los países bálticos. Entre las causas del descenso está el aumento de la cohabitación, pero la principal es el aplazamiento de la boda. Como esto tiene un límite, puede darse más tarde un repunte de la nupcialidad, como ya sucede en algunos países del norte y del oeste.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares