Canadá registra la natalidad más baja de su historia

Los canadienses han recibido con preocupación los últimos datos de natalidad, publicados en abril por Statscan, la oficina estadística nacional. En 2002, la tasa fue de 10,5 nacimientos por mil habitantes, la más baja desde que se empezó a registrar el dato, en 1921. Los 328.802 nacimientos de 2002 son un 25% menos que en 1992, y la fecundidad ha bajado a 1,50 hijos por mujer. Canadá (31,7 millones de habitantes) lleva más de treinta años por debajo del umbral de reemplazo (2,1 hijos por mujer). La inmigración constituye más de la mitad de su crecimiento demográfico, que fue del 1% en 2002.

La mayoría de los analistas comentan el fenómeno refiriéndose a las mayores tasas de educación y ocupación de las mujeres. Visto de otro modo, es “la venganza de la píldora”, titula el diario Vancouver Sun (20-IV-2004). La edad media en que las canadienses tienen su primer hijo ha subido de 23,8 años en 1971 a 27,7 en la actualidad. Así, sólo la mitad de los nacidos lo son ahora de madres menores de 30 años, frente a los dos tercios de 1971.

En buena parte influye la crisis de la institución familiar, sobre todo en la región francófona y tradicionalmente católica de Québec, donde desde 1995 más de la mitad de los nacidos (actualmente, el 55,3%) lo son de madre soltera. De hecho, Québec y Ontario, las dos provincias más pobladas, son responsables del 89% de la disminución de nacimientos en Canadá en 2002, mientras que en Alberta, los Territorios del Noroeste y Nunavut han aumentado respecto a 2001.

Pocos -por no decir sólo la página pro-vida LifeSiteNews.com- han relacionado el dato de la natalidad con otro publicado apenas tres semanas antes por Statscan: los 106.498 abortos realizados en 2001 (aún no se conocen los de 2002). Este número es superior a los de 2000 y 1999, aunque no al de 1998 (110.520). Por lo demás, en 1988 se suspendió la obligación, prevista en la norma que en 1969 legalizó el aborto en Canadá, de rellenar una hoja estadística, por lo que Statscan calcula que desde entonces sus datos son el 90% de los abortos reales. En tal caso, en 2001 hubo casi un aborto por cada tres nacimientos. De haber nacido todos los niños abortados en 2001, ese año la natalidad habría sido del 14,2 por mil, en vez del 10,7 por mil efectivamente registrado.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares