Nueva York: el 40% de los recién nacidos son hijos de inmigrantes

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cuando casi todos los países ricos intentan frenar la inmigración, es sorprendente que el alcalde de una gran ciudad se congratule por la llegada de más extranjeros. Pero así ocurre en Nueva York. Entre 1990 y 1994, Nueva York ha registrado el mayor aumento de inmigrantes desde los años 20. Y el alcalde, Rudolph Giuliani, se muestra satisfecho, y, a sólo seis meses de las próximas elecciones municipales, asegura que “los inmigrantes constituyen la clave de nuestro éxito”.

En esos cinco años Nueva York ha acogido a más de 500.000 inmigrantes legales, que, en conjunto, son más jóvenes y tienen más hijos que la población norteamericana. En consecuencia, hoy 4 de cada 10 niños que nacen en Nueva York son hijos de padres inmigrantes. La mayor parte de los inmigrantes proceden de la República Dominicana y de los países de la antigua Unión Soviética. Así, la parte de la inmigración europea ha crecido: era el 9% del total en los años 80, y en la década actual es el 22%.

El entusiasmo de Giuliani por los inmigrantes contrasta con la política de su partido, el republicano, que intenta frenar la inmigración. Pero Giuliani tiene motivos para mostrarles su favor. Uno es que los inmigrantes repueblan barrios que estaban siendo abandonados porque los vecinos se mudan a zonas residenciales de las afueras, con más espacios verdes y menos contaminación. Con la llegada de inmigrantes, crece el alumnado, se reabren comercios y las fachadas se restauran. Por otra parte, el próximo mes de noviembre Giuliani se presentará a la reelección para la alcaldía, y sabe por las elecciones legislativas de noviembre pasado que al partido republicano le conviene estar a bien con quienes tarde o temprano pueden obtener la naturalización y el derecho al voto.

Aunque Nueva York es una ciudad de inmigrantes, no todo son facilidades para ellos. Como en el resto del país, el 1 de abril entró en vigor la legislación que endurece el control sobre los inmigrantes ilegales y les dificulta beneficiarse de los subsidios alimentarios para personas necesitadas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares