Muchos más españoles emigran a Gran Bretaña

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 3s.

En el año fiscal 2010-2011 (abril-marzo), la Seguridad Social (SS) británica inscribió a 24.370 trabajadores españoles, un 85% más que en el año anterior, según el último boletín estadístico del Ministerio británico de Trabajo y Pensiones. Ese número no incluye los españoles llegados para estudiar ni los trabajadores temporales que no han solicitado la afiliación a la SS. El total de españoles residentes en Gran Bretaña se estima en 68.000 (2010).

El aumento de trabajadores españoles es el mayor de todos, seguido por el 80% de los procedentes de Pakistán y Sri Lanka. En términos absolutos las inscripciones de españoles figuran en sexto lugar, tras las de polacos, indios, paquistaníes, lituanos y letones. España no figuraba entre los diez primeros países de esta tabla desde 2004.

La causa de la subida es el desempleo en España (21,2%). Lo mismo se puede decir de otros países europeos cuya emigración a Gran Bretaña también aumentó mucho en el último año, como Lituania (+74%) o Irlanda (+56%), con tasas de desempleo del 16,3% y del 14,5% respectivamente. Gran Bretaña, en cambio, registra un paro del 7,9%.

En general, la entrada de trabajadores al Reino Unido ha vuelto a subir, tras cuatro años de descenso. En el último año fueron 705.000, un 23% más que en el precedente. Antes hubo un fuerte aumento debido al ingreso en la Unión Europea (UE) de países ex comunistas en 2004. La mayoría de los miembros más antiguos aplazaron la libre admisión de trabajadores procedentes de los nuevos. Gran Bretaña no lo hizo, y las inscripciones de extranjeros en la SS pasaron de 300.000 antes de 2004 hasta un máximo de casi 800.000 en 2007. Polonia se puso enseguida en primer lugar, y desde entonces lo ha ocupado todos los años menos uno (2009-2010) en que lo cedió a la India. En total, más de 900.000 polacos se han inscrito en la SS británica desde 2004; en 2010 permanecían unos 532.000 en total, afiliados o no.

En 2010-2011 el panorama cambió, en conformidad con la gravedad de la crisis económica en los distintos países. El mayor contingente de nuevos trabajadores extranjeros llegó de los miembros más recientes de la UE (225.000, 23% más que en el año anterior). Pero la subida más pronunciada (+48%, hasta 135.000) fue la de los procedentes de los otros socios de la UE.