McKinsey reengancha a profesionales que dejaron su puesto por ser madres

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 51s.

Las consultoras más importantes de Estados Unidos han comenzado a aplicar programas para atraer y recuperar a mujeres que trabajaron durante años en su plantilla, pero acabaron dejando su puesto por motivos familiares. La última que ha saltado a la palestra es Mckinsey, cuyo presidente –Dominic Barton– ha reconocido públicamente la necesidad de recuperar talento femenino para su compañía.

El plan puesto en marcha por McKinsey, según una información que publica The Wall Street Journal, está todavía en una fase incipiente, y comenzó cuando los altos cargos constataron que del personal que se incorporaba a la compañía, solo la cuarta parte eran mujeres. Aunque durante años la consultora americana ha ofrecido medidas de flexibilidad a sus empleadas e incluso ha publicado una guía de ayuda para madres, la realidad es que en los puestos más altos del escalafón hay muy pocas mujeres, pues la mayoría acaban dejando la compañía y no encuentran el modo de volver.

Otras grandes consultoras americanas también tienen programas de reenganche para las profesionales que abandonaron su lugar por la familia. Bain & Co ha recuperado hasta un centenar de mujeres, casi todas madres, desde el año 2000 y un 80% de las “socias” actuales se benefician de programas flexibles. Boston Consulting Group también ofrece contratos a tiempo parcial e incluso concede el estatus de “socia” a personas con jornada reducida.

La necesidad de no perder talento resulta especialmente acusada en sectores que requieren un alto nivel de especialización, como consultoría y banca, y exigen de los candidatos periodos intensos de formación durante los primeros años profesionales. Sin embargo, la vuelta a la empresa que se abandonó no siempre es fácil.

Los expertos en conciliación a menudo creen que las madres son grandes gestoras, pero las habilidades que se desarrollan al gestionar un hogar no coinciden exactamente con las que se necesitan en el mundo laboral, según afirmaba en un reciente ensayo Rosabeth Moss Kanter de Harvard Business School. Fishman Cohen de iRelaunch ofrece sesiones de puesta al día para las que lo intentan, con clases sobre uso de redes sociales o programas avanzados de Excel.