Los metodistas mantienen que la homosexualidad es incompatible con el cristianismo

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los delegados de la Iglesia Metodista Unida, reunidos en su asamblea mundial en Tampa (EE.UU.), han decidido mantener la doctrina de que la homosexualidad es “incompatible” con el cristianismo. La decisión, tomada por 572 votos a favor y 368 en contra, supone un varapalo para aquellos que llevan años intentando cambiar la doctrina de siempre y que durante la convención desplegaron muchos esfuerzos para lograrlo.

Los metodistas se distancian así de otras confesiones protestantes de EE.UU., como los Episcopalianos, Presbiterianos y luteranos evangélicos, que en los últimos años han admitido que gays y lesbianas puedan ser ordenados como pastores, y han aceptado los matrimonios religiosos entre personas del mismo sexo. En cambio, los metodistas siguen manteniendo que la homosexualidad es “incompatible con las enseñanzas cristianas”.

Pero esta decisión está sujeta a posibles cambios. Cada cuatro años, 1000 delegados de todo el mundo se reúnen para establecer la nueva línea de actuación. Las diferencias en torno a la homosexualidad reflejan los cambios en la composición de los metodistas a escala mundial. La Iglesia Metodista Unida cuenta con 12 millones de miembros en todo el mundo, de los cuales 7,8 millones pertenecen a EE.UU. Pero los metodistas americanos están en baja, mientras crecen los de África y Filipinas.

Y si entre los americanos hay una mayoría a favor de aceptar la homosexualidad, entre los africanos el rechazo es frontal. Este año, cerca del 40% de los casi 1.000 delegados procedían de fuera de EE.UU., con un aumento de un 10% respecto a la anterior conferencia mundial de 2008.

Dentro de la propia Iglesia Metodista existen grupos de presión con apoyos económicos para tratar de inclinar la votación a su favor. Karen Oliveto es pastor y líder de una de estas organizaciones. Su grupo, Love Your Neighbor Coalition, recibió ayudas por valor de 500.000 dólares que utilizaron para tratar de convencer a los delegados. También las más tradicionales, como Good News, las han recibido por valor de 200.000 dólares para hacer campaña en contra. Tom Lambrech, líder de Good News, señaló que “declarar, como iglesia, que la homosexualidad es permisible y aceptable, y por tanto algo bueno, está directamente en contradicción con la Escritura”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares