Las mujeres y las ciencias

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A diferencia de otros sectores, la ciencia es un campo en el que las mujeres están todavía poco representadas. En un reportaje publicado en The New York Times (8-03-2010), Katrin Bennhold indaga en los factores que pueden impulsar a más mujeres a seguir esta orientación profesional. Entre otras cosas, describe algunos rasgos comunes.

“Es un detalle, pero los detalles cuentan. En docenas de conversaciones con científicas y con ejecutivas de empresas tecnológicas, de EE.UU., Europa y Asia, emerge una pauta: muchas estudiaron en escuelas solo para chicas y en un número significativo de casos sus padres eran científicos”.

Otro aspecto bastante común es la dificultad que han tenido para conciliar trabajo y familia. “Muchas no tienen hijos (o solo uno) y tienen más probabilidades que la universitaria media de ser solteras o divorciadas”.

Para que las mujeres que emprenden una carrera científica no la abandonen al tener hijos, algunas universidades empiezan a tomar medidas institucionales. Por ejemplo, Princeton o el MIT interrumpen el cómputo del tiempo del que dispone un profesor para alcanzar la titularidad durante los periodos que los científicos -hombres o mujeres- se ocupan de sus hijos pequeños o de sus padres enfermos. Garantizar que el dinero de las becas no se agota durante los permisos parentales y que las becas de investigación incluyan dinero para el cuidado de los niños son otras de las fórmulas previstas.

Facilitar que más mujeres se incorporen a las carreras científicas es más necesario por el déficit de ingenieros y técnicos que ya actualmente se observa en Occidente, mientras que en la India y en China crecen los números de graduados en estas disciplinas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares