Japón: sentencia contra la discriminación laboral de la mujer

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Tribunal del Distrito de Tokio ha decidido que se pague a doce mujeres el equivalente de 900.000 dólares en compensación por haber sufrido discriminación sexual en el trabajo. Once de estas mujeres aún trabajan en el banco Shiba Shinkin y su caso se ha debatido durante nueve años en los tribunales hasta que se ha llegado a esta decisión. La sentencia establece también que el banco debe promover a estas empleadas a puestos de mayor responsabilidad.

Es la primera vez en Japón que un veredicto judicial obliga a una empresa a promover e indemnizar a varias mujeres por discriminación sexual. Según uno de los abogados que ha representado a las trabajadoras, hay muchos casos semejantes en espera de veredicto. El banco ha apelado la sentencia ante el Tribunal Supremo de Tokio.

En Japón trabajan más de 20 millones de mujeres -más del 40% de la población activa-, aunque muy pocas ocupan puestos de dirección. La incorporación de la mujer al trabajo remunerado se ha producido especialmente después de la segunda guerra mundial. El número de familias en las que los dos cónyuges aportan ingresos supera al de hogares con amas de casa a tiempo completo. Aun así, gran parte de los empleos femeninos son de inferior categoría y están peor remunerados que los de los hombres. Además, cuando las mujeres tienen hijos se les aconseja que dejen el trabajo.

Un estudio del Ministerio de Trabajo realizado el año pasado muestra que sólo el 4,2% de los directivos japoneses son mujeres, lo que supone un ligero aumento respecto a 1985, cuando la proporción era el 2,5%. Este estudio también resalta que el salario medio de las mujeres equivale al 62% del masculino. Las mujeres ocupan solamente el 2,7% de los cargos públicos.

El 99,6% de los empleados del banco Shiba Shinkin que ocupan cargos de jefe de sección o superiores son varones. En el país está vigente desde 1986 la Ley de Igualdad de Oportunidades Laborales. Pero se la considera poco efectiva, ya que sólo insta a las empresas a hacer esfuerzos para proporcionar igualdad de oportunidades a las mujeres.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares