Francia: reacciones contra la distribución de la “píldora del día siguiente” en los colegios

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hace dos semanas, el gobierno francés decidió que la “píldora del día siguiente” esté en las enfermerías de los centros de enseñanza media para que se distribuya gratuitamente entre las alumnas. El anuncio ha sido criticado por las jerarquías católica, judía y musulmana.

La píldora, de venta sin receta en todas las farmacias francesas desde junio pasado, tiene una acción anti-implantatoria que impide la anidación del óvulo fecundado en el endometrio (ver servicio 107/99). Se administra dentro de las 72 horas posteriores al acto sexual y tiene, en la mayoría de los casos, efecto abortivo.

En un comunicado oficial, el Episcopado francés manifestaba su “profundo desacuerdo” con la decisión del gobierno. Los obispos reconocen “las situaciones difíciles que viven las adolescentes que afrontan un embarazo precoz”, pero señalan: “Si hay una prioridad en nuestra sociedad, deber ser la salud moral de los adolescentes. Ofrecer la ilusión de que las consecuencias de los comportamientos irresponsables se reparan con remedios médicos fáciles es engañar a los jóvenes”.

La Asociación de Familias rurales afirmó que la decisión “enmascara dos riesgos importantes: se olvida del papel de los padres en su misión educativa y sobrecarga la responsabilidad de las enfermeras de los colegios, pues esa misión corresponde a los médicos de familia”.

Gales Brahman, gran rabino de la sinagoga de La Victoria, en París, declaró que “cuando una persona comienza su vida sexual de esa manera, ¿cómo podrá aprender a dar y recibir la vida? Una información preventiva no debe limitar nuestro deber de subrayar que el acto de amar no es un juego sin consecuencias. En el país del amor cortés, ¿todo se acabará, ahora, en el látex y los productos químicos?”.

Por último, Abdelhamid Chirane, gran muftí de la región Ródano-Alpes, sentenció: “La decisión del gobierno es una suerte de apología y estímulo del vicio”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares