El registro al Card. Danneels en el proceso sobre abusos fue ilegal

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 18s.

Por sentencia del Tribunal de Casación belga, dictada el 28 de mayo pasado, los documentos obtenidos por el juez Wim De Troy hace tres años durante un registro en la oficina y el domicilio del arzobispo emérito de Malinas-Bruselas, Card. Godfried Danneels (ver Aceprensa, 29-06-2010) no valen para el proceso que investiga abusos de menores en la Iglesia belga. El mismo día se efectuaron otros registros, muy espectaculares, que también fueron anulados: en el arzobispado de Malinas.Bruselas y en la sede de la Comisión Adriaenssens, creada por el episcopado belga para asistir a las víctimas de abusos.

Los registros ya había sido declarados ilegales (ver artículo relacionado), pero hasta ahora no había decisión definitiva sobre la validez de los documentos incautados para el proceso en curso. En diciembre de 2012, un tribunal de apelación los consideró nulos, pero hasta ahora no lo había confirmado el Tribunal de Casación, suprema instancia judicial de Bégica. Por tanto, quedan todos excluidos del sumario. También cabría decir que, además de inválidos, son, en su mayor parte, inútiles, pues la policía se llevó gran cantidad de papeles y archivos informáticos sin mirar si tenían alguna relación con el caso.

La “Operación Cáliz”, como se conoce este proceso, investiga abusos de menores cometidos por clérigos y también si hubo encubrimiento de los delitos por parte de la autoridad eclesiástica. La instrucción continúa, ahora a cargo de otro juez.