El “matrimonio gay” reaparece en las elecciones de Estados Unidos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Tribunal Supremo de New Jersey ha sentenciado por 4 votos contra 3 que las parejas homosexuales tienen los mismos derechos que las heterosexuales, pero deja en manos de los legisladores su regulación. Ahora el parlamento del estado tendrá que decidir, en el plazo de 180 días, si se decanta por la forma jurídica del matrimonio o si por la de la unión civil.

Aunque la decisión ha sido recibida con entusiasmo por los partidarios del “matrimonio gay”, el Tribunal aboga más bien por una regulación específica para las uniones homosexuales. El argumento de fondo que plantea el Tribunal se encuentra en la distinción entre el “derecho al matrimonio” y los “derechos del matrimonio”. Los jueces admiten que la Constitución de New Jersey no impide regular las uniones homosexuales, pero recuerdan que no genera un derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo. Según el Tribunal, las parejas homosexuales podrían acceder al grueso de los beneficios que corresponden al matrimonio pero con una regulación distinta.

Frente a quienes afirman que el “matrimonio gay” es una demanda social, los jueces argumentan que no es posible encontrar “ni en las tradiciones, ni en la historia ni en la conciencia de los ciudadanos de este estado algo que permita declarar el matrimonio entre personas del mismo sexo como un derecho fundamental”. En este sentido, advierten que “debemos ser cautelosos para no imponer nuestros puntos de vista personales al resto de los 8 millones y medio de habitantes” de New Jersey.

En la misma línea se ha pronunciado recientemente un tribunal de apelaciones de California, para el que la prohibición del “matrimonio gay” no viola los derechos constitucionales de los homosexuales. El argumento utilizado fue que la ley de parejas de hecho del estado ofrece ya generosos beneficios a las parejas homosexuales (ver Aceprensa 108/06). En este año, el “matrimonio gay” ha sido rechazado por los jueces también en Nueva York y Washington.

Nuevos referendos

En la proximidad de las elecciones legislativas en Estados Unidos, la decisión del Tribunal Supremo de New Jersey ha provocado un aluvión de comentarios en la prensa norteamericana. Los analistas de izquierda se suelen presentar el debate sobre el “matrimonio gay” como un enfrentamiento político entre la “derecha religiosa”, partidaria de los republicanos, y los “liberales”, identificados con los demócratas. Pero las votaciones populares muestran que la división no es tan neta. En los referendos celebrados con ocasión de las elecciones presidenciales de 2004, la prohibición del matrimonio entre homosexuales salió adelante en todos los estados donde se sometió a consulta, incluidos aquellos en los que ganó el candidato demócrata, John Kerry (ver Aceprensa 142/04).

Para las próximas elecciones legislativas de noviembre hay convocados ocho nuevos referendos sobre esta cuestión ( y otros tantos sobre el salario mínimo). Los resultados de las votaciones pondrá de manifiesto si la oposición al “matrimonio gay” sigue estando tan extendida en el país, con independencia del partido que predomine en cada estado.

Juan Meseguer Velasco

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares