Qué buscaba en ese empleo y qué aprendí

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 43s.

Destacar de un modo exhaustivo todos los trabajos realizados en orden cronológico, las experiencias adicionales y aficiones eran los consejos más comunes para rellenar un curriculum vitae. En Holanda, sin embargo, se aprecia un giro a la hora de presentarse para buscar trabajo. Tanto los aspirantes a un puesto como los departamentos de recursos humanos que tratan de colocar al empleado en el mejor lugar para él, utilizan cada vez más el perfil de motivaciones y de competencias adquiridas.

La persona emprende cosas tanto en el campo laboral como en el privado. Unas le salen bien y otras menos bien. Profundizar en el motivo de las elecciones afortunadas lleva a descubrir las claves del éxito. Pensar en lo que no salió permite concluir qué actividades no son para nosotros.

En la HES Amsterdam School of Business se enseña a los futuros directivos a destacar qué ha aportado un trabajo en su desarrollo personal y a ser conscientes de las competencias que se han adquirido en él. Por ejemplo, un estudiante que en su época de universidad trabajó de camarero -empleo frecuente durante las vacaciones-, lo hizo para comprar ropa de marca o viajar con sus amigos. Sin embargo, cuando el estudiante reflexiona qué ocurrió durante aquellas semanas descubre que aprendió a tratar con gente, a memorizar pedidos, a trabajar bajo condiciones de estrés, a sugerir posibilidades al cliente. Si añade esto a su C.V., a quien selecciona el personal al menos le llamará la atención que el candidato haya descubierto las cualidades exigidas en ese trabajo y que las haya hecho suyas. Y al reseñar las actividades adicionales y aficiones, cuanto más concretas mejor, pues el modo de invertir el tiempo libre o de buscar el descanso puede revelar algún talento escondido.

Estos principios, inspirados en el método americano SIMA, aconsejan reconstruir las motivaciones, aptitudes y satisfacción por resultados de épocas pasadas. Todos estos datos pueden dar como resultado el perfil que ayude a encontrar el trabajo donde mejor puede rendir uno.