La tiranía de los mercados y las pensiones de la clase media

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los Estados con problemas de deuda se quejan de “la tiranía de los mercados” que hunden o sacan a flote a los países en crisis. Pero ¿quiénes son esos mercados implacables e insensibles? Un artículo publicado en Actualidad Económica (mayo 2013) recoge algunos datos, a partir del libro de Daniel Lacalle Nosotros, los mercados (Ed. Deusto).

La cifra que manejan los fondos de inversión, las entidades que compran y venden activos de todo tipo (divisas, acciones, deuda pública y derivados) ronda globalmente los 21 billones de dólares.

No solo hay grandes fortunas detrás de los fondos de inversión. La mayor parte de activos de esos fondos provienen de los fondos de pensiones de la clase media, que tratan de sacar el máximo partido a sus inversiones para que sus asegurados no pierdan dinero.

Los 13 países con mayor patrimonio en fondos de pensiones a escala mundial suman 30 billones de dólares. Y a nivel mundial todos los fondos de pensiones equivalen al 78% del PIB mundial. El más grande del mundo es el fondo de pensiones del gobierno japonés (1,3 billones de dólares), seguido del fondo del gobierno noruego (544.000 millones de euros), donde el petróleo y el gas ayudan.

¿Y qué decir de esos buitres de los hedge funds, siempre en busca de la máxima rentabilidad? Sus activos rondan los dos billones de dólares, poca cosa frente a los bancos centrales, argumenta Lacalle. Pero aunque frente a un banco central estos fondos tengan poco poder, en los movimientos a corto plazo las decisiones de los hedge funds sí pueden ser influyentes. Si uno de estos fondos con mucho volumen decide vender un valor, puede ser el catalizador de una estampida, ya que el comportamiento bursátil es de manada.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares