La economía sumergida no se hunde

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 26s.

Aunque pudiera parecer lo contrario, en Europa ha descendido la economía sumergida durante la crisis. La estimación ha pasado del 19,3% del PIB de media hace cinco años al 18,4% en 2012. Esta es la principal conclusión del informe sobre la mejora de las condiciones de vida y de trabajo publicado recientemente por la agencia europea Eurofound.

El informe estima que se debe a las medidas tomadas por los países miembros para combatir ese tipo de irregularidades. Sin embargo España es una de las excepciones. De los 27 estados miembros hay 4 en los que no ha descendido el nivel de economía sumergida y España es uno de ellos. España se encuentra ligeramente por encima de la media europea con un 19,4% del PIB de actividades no declaradas. El país con mayor nivel de actividades sumergidas es Bulgaria con un 31,9% de su PIB, el menor es Austria con un 7,9%.

El estudio revela haber encontrado una correlación entre los países con políticas de mayor austeridad y los que menos han disminuido sus niveles de economía sumergida como pueden ser España, Portugal e Italia. Eso sí, también muestra que en la gran mayoría de los países miembros de la Unión Europea se han realizado cambios legislativos para luchar contra el fraude y hacer aflorar esta actividad oculta.

Las maneras de fraude varían según en la zona que nos encontremos. En el Norte de Europa se tiende más a ocultar parte de los ingresos percibidos para pagar menos impuestos, mientras que en los países del sur la economía sumergida se centra en los desempleados, que trabajan en todo o en parte sin contrato.