China: dos hijos puede estar bien

La “política del hijo único” en China nunca ha estado condicionada por el respeto a los derechos humanos. A los que la infringían les esperaban multas, penalizaciones e incluso abortos forzosos. Pero ahora las autoridades dejan ya hablar a la prensa oficial de un posible cambio a favor de una autorización general de tener dos hijos por familia. El envejecimiento de la población y la reducción de la población activa son imperativos económicos que obligan a cambiar la política demográfica.

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares