Los obispos de la India piden no votar a los que discriminan por motivos religiosos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ante las próximas elecciones generales de la India, que tendrán lugar entre el 16 de abril y el 13 de mayo, los obispos católicos de ese país han hecho un llamamiento al electorado para que vote a partidos con un claro compromiso democrático.

Tras sesenta años de democracia, la India vive hoy un momento muy delicado. Persiste la discriminación de las capas más bajas de la sociedad, aumentan las persecuciones contra las minorías religiosas, y los actos de violencia con fines políticos son más frecuentes.

Ante este panorama, el documento de los obispos recuerda en primer lugar que la democracia se funda en “la primacía de la persona, que está investida de una dignidad, unos derechos y unas libertades inalienables, así como en el compromiso social por alcanzar el bien común”.

Esta advertencia va unida a la solicitud por los más desfavorecidos de la sociedad. Los obispos citan una máxima de uno de los padres fundadores de la nación: “Recuerda la cara del hombre más pobre y miserable que hayas conocido jamás, y pregúntate si el paso que vas a dar le beneficiará en algo para que pueda hacerse dueño de su vida y de su destino”.

Respecto al ámbito económico, el documento reconoce los avances que se han hecho en la India durante los últimos años. Pero insiste en que es necesario multiplicar los esfuerzos para terminar con la creciente brecha entre ricos y pobres, o con prácticas deplorables como el trabajo infantil.

Los obispos muestran también su preocupación por la escalada de violencia. Citan concretamente la matanza de Mumbai y los sangrientos ataques que sufrieron los cristianos en el estado de Orissa el año pasado. Frente a este clima de intolerancia, reivindican el pluralismo. “Nuestra herencia nacional, especialmente nuestra Constitución, se funda en el pluralismo étnico, racial, religioso y cultural”.

Finalmente el documento pide que se vote a candidatos que respeten una serie de principios, entre los que figuran la defensa de la Constitución y de los derechos humanos, la lucha contra la discriminación de la mujer y contra la marginación de los cristianos considerados de castas inferiores, el respeto a la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, etc.

Frente a las suspicacias de algunos radicales, el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Varkey Vithayathil, aclaró que la intención de los obispos no es hacer política. No obstante, recordó que la Iglesia “tiene la obligación moral de asegurar que nuestra gente vote a partidos que garanticen la soberanía democrática y los principios seculares de nuestra amada patria”.

En declaraciones a AsiaNews, Vithayathil mostró su preocupación por las persecuciones que sufren los dalits cristianos, miembros de la casta más baja. Asimismo, reclamó a los candidatos que se empeñen en garantizar la seguridad de las minorías creyentes y el respeto a la libertad religiosa reconocida en la Constitución.

Se disputan el triunfo en las elecciones las dos grandes formaciones de la India, el Partido del Congreso y el hinduista Bharatiya Janata Party. También participan numerosos partidos regionales, comunistas o formados para apelar a los votantes de una determinada casta. Los analistas auguran que la contienda estará reñida y que la política de alianzas será decisiva en la formación del nuevo gobierno.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares