The Simpsons Arcade Game

GÉNEROS JUEGOS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Este lanzamiento conmemora los 500 episodios de la longeva serie trayendo de vuelta el primer videojuego para recreativas inspirado en ella, aparecido en 1991. Aunque la serie está orientada al público adulto, este título sentó las bases para hacer juegos para los más jóvenes.

El argumento no es más que una excusa para poner en marcha a los Simpson: el señor Smithers, reconvertido misteriosamente en ladrón, roba una joyería justo cuando la familia pasa por delante. Al salir, choca con Homer y el botín, un enorme diamante, acaba en la boca del bebé, Maggie. En medio de la confusión, Smithers se hace con la niña y deja tras de sí a sus secuaces para cubrirle. Los cuatro miembros restantes de los Simpson salen así en busca de Maggie, dispuestos a todo.

Bajo esta premisa de rescate se esconde una mecánica de “yo contra el barrio”. Se trata de limpiar cada zona de maleantes enzarzándose con ellos en sucesivas peleas callejeras donde todo vale.

Mientras que otros juegos optaron por una representación cruda de estas luchas, aquí se hace en tono de dibujo animado: sin sangre y empleando armas arrojadizas atípicas como gatos o nidos de avispas. Entre las alocadas situaciones, los homenajes y las reacciones de los personajes, hay diversión y risas aseguradas.

Como es lógico, después de tanto tiempo se esperaban mejoras en esta versión y han cumplido con las expectativas. Para empezar, se incluyen en exclusiva tanto la versión internacional (la clásica) como la japonesa del juego. Una vez que acabemos el juego en su versión clásica, podremos disfrutar de los nuevos objetos y sistemas de puntuación que hacen más asequible a la versión nipona. También se irán desbloqueando menús de extras sobre el juego (curiosidades, galerías de imágenes, etc.), así como diversos logros que premian acciones concretas.

En el aspecto técnico, se ha ampliado la resolución de pantalla y se ha añadido la opción de suavizar los contornos de las figuras haciendo de esta versión la mejor hasta la fecha. Sin embargo, es una pena que no se haya adaptado el formato cuadrado original al panorámico actual, pues se habría ganado en amplitud y en estética.

El componente multijugador es el aspecto que ha salido más beneficiado: al tradicional modo de hasta cuatro jugadores en una misma pantalla se añade la posibilidad de jugar online con otros usuarios. Para exprimir las posibilidades del título es esencial hacerlo: solo así se pueden disfrutar de los ataques combinados de los Simpson y, con los cuatro a la vez, levantar objetos pesados.

Por último, para suplir el sistema de créditos de la recreativa original (basado en la cantidad de dinero que se gastaba en ella), se dan opciones en función de la habilidad del jugador. Si no se es especialmente mañoso, con dos de ellas podremos acabar el juego sin demasiado sufrimiento porque realmente es muy básico. Solo los enemigos de fin de nivel dan quebraderos de cabeza por su alta resistencia y sus implacables ataques.