Shovel Knight

DATOS DEL VIDEOJUEGOGénero: plataformas, acción.
Plataformas: Windows, OS X, Linux, 3DS, Wii U, PS3, PS4, PS Vita, Xbox One. Desarrollador: Yatch Club Games.
Distribuidor: tiendas digitales, Koch Media (versión física).
PEGI: 7.
Contenidos: violencia caricaturizada.
Idioma: textos en castellano.
Precio: 14,99 € (descarga digital), 24,95 € (versión física).
Web oficial

GÉNEROS JUEGOS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En una época en que los proyectos multimillonarios dejan de lado viejas fórmulas interactivas de probada calidad, los desarrollos independientes recurren al micromecenazgo para financiar sus quimeras. Uno grupo formado por exmiembros del estudio de DuckTales Remastered ha causado furor en Kickstarter con su ópera prima: un título de corte fantástico-medieval y aspecto retro.

Shovel Knight es un juego de plataformas de avance lateral y vertical en el que hay que sortear obstáculos, derrotar a enemigos y mejorar el equipamiento para poder avanzar. Su encanto reside en desafiantes retos y sólidas mecánicas, herederos de clásicos de NES como Mega Man o Castlevania, además de una dirección artística encantadora.

Como el noble Caballero de la Pala, el objetivo es rescatar a su amada de la torre en que se encuentra prisionera y devolver la normalidad a sus tierras. Para ello tendrá que derrotar a una malvada hechicera y a sus huestes. La trama está bien llevada, es emotiva y reescribe la manida premisa de la damisela en apuros como símbolo de modernidad.

El avance por el mapeado es lineal aunque en ocasiones se pueda escoger entre fases de idéntica dificultad. Armado con su “palaespada”, el protagonista puede atacar, cavar, y saltar para abrirse paso por los niveles. También puede usar útiles armas secundarias e ítems, a cambio de puntos de magia recargables, si los ha conseguido previamente. Al final de cada nivel hay el típico enfrentamiento con un jefe en el que priman la habilidad y la memorización de patrones para salir indemne.

Es importante recolectar el mayor número de tesoros posible para canjearlos en las aldeas por mejoras para poder competir contra los jefes y acceder a nuevas zonas. No hay que obstinarse: no todo lo que se puede comprar es necesario y hay tesoros de sobra por los niveles.

Dentro de las reglas hay dos especialmente ingeniosas: la primera es que hay puntos de salvado rompibles a cambio de tesoros; la segunda y más punitiva es que no hay vidas. Al estilo de Dark Souls, en el lugar de la muerte se deja flotando parte del botín (recuperable si no se muere de nuevo) y se retrocede hasta el último punto guardado. Aunque tenga momentos exigentes, la dificultad general es asequible, sobre todo gracias a los puntos de salvado y a las numerosas ranuras para guardar la partida.

Técnicamente, el juego no impresiona aunque se mueva fluido a la máxima capacidad de cada máquina. Su apartado artístico se lleva la palma con diseños inspirados, un acabado de NES con su paleta de colores característica (incluyendo mejoras actuales) y una banda sonora pegadiza obra de músicos con mucho oficio en el género. Cabe destacar también una cuidada traducción al castellano con simpáticas bromas.

Como título multiplataforma cuidado, saca partido de cada máquina tanto en opciones de control, aptas para jugadores ocasionales y habituales, como en características exclusivas: desde dejar mensajes en los escenarios para otros jugadores (en Wii U) hasta enfrentarse con enemigos de otras franquicias (en PS3, PS4 y Xbox One). No hay una versión claramente superior: cada una es única y se mueve con soltura. Y lo mejor es que se actualizan gratuitamente con modos inéditos o una campaña alternativa.

Una compra recomendada por su encanto y, especialmente, por la perfecta unión de calidad y cantidad de contenido, apto para jugadores de casi todas las edades. Puede inculcar valores como la perseverancia o la paciencia y potenciar la atención en los más pequeños.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares