Final Fantasy XIII: Lightning Returns

GÉNEROS JUEGOS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Nos despedimos de otra saga Final Fantasy. Lightning Returns cierra la serie que empezó en 2009 de manos de Square Enix. Esta vez Lightning, una enviada de la diosa Bhunivelze, dispone de trece días para salvar a todas las almas que pueda en su nuevo papel de redentora.

Son de sobra conocidos los rumores que generó el anuncio de este juego, generando críticas sobre si sería un capítulo de relleno, una entrega con sentido meramente publicitario de la saga e, incluso, cuestionando si de verdad era un Final Fantasy. Y la respuesta es sí.

Lightning Returns busca arreglar los errores cometidos en las dos sagas anteriores: pule el innovador sistema de combate que ya se vio en la primera entrega y elimina la sensación pasillera y lineal que acompañaba hasta prácticamente el final del juego de la primera entrega y buena parte de la segunda.

El sistema de combate es más rápido, rozando por momentos el caos, y se potencia la exploración gracias a la existencia de cuatro amplias zonas. Incluso tendremos contacto con viejos conocidos que ayudan a ser un cierre para el argumento abierto en las entregas anteriores.

A nivel técnico es todo un Final Fantasy: visualmente apabullante (la primera secuencia ya deja un excelente sabor de boca que luego no baja) y exprimiendo al máximo el motor gráfico. La banda sonora también acierta de lleno estando siempre en el momento correcto y dando un tinte épico a todo suceso del juego. El único pero es el de siempre: seguimos (y parece que seguiremos durante mucho tiempo) sin doblaje.

En definitiva, es un juego brillante que ha sabido arreglar los errores de las sagas anteriores y potenciar los aciertos. Los fans de Final Fantasy y de Lightning pueden estar contentos.