Václav Havel. El reto de la esperanza

TÍTULO ORIGINALVáclav Havel. Zivotopis

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Espasa Calpe. Madrid (1993). 365 págs. 2.475 ptas. Edición original: Rowohlt-Berlin, (1993).

Esta es la historia de un escritor que en tan sólo unos meses pasó de la cárcel al castillo presidencial de Praga. Eda Kriseová, la autora de este libro, es asesora para asuntos culturales del presidente checo, al que trata desde hace años, pues procede de los círculos intelectuales frecuentados por Havel. Conoce bien el ámbito familiar y de amistades de Havel, pero también su visión del mundo y sus inquietudes creadoras. Por eso esta biografía es además una aproximación al ambiente de los intelectuales checos en los duros años del comunismo, cuando los escritores eran los principales y casi únicos opositores al sistema, pues las masas sólo se echaron a la calle semanas después del derrumbamiento del muro de Berlín.

No pocas veces se despacha a Havel con la etiqueta de “existencialista” y se compara su producción dramática con la de Kafka, Beckett y Ionesco. Se olvida que el presidente-escritor no está impregnado de la visión trágica y fatalista que caracteriza a esos autores. Más allá de cualquier apariencia externa y de las denuncias de despersonalización del hombre, Havel piensa que el ser humano siempre puede mejorar. Sus escritos, al igual que los de otros autores checos, giran en torno al valor de la verdad, de la verdad que al final siempre vence.

Y la verdad, la autenticidad, fue también la principal arma de Havel frente a un régimen que sólo quería conseguir burgueses socialistas satisfechos, vendiendo una apariencia de orden al precio de la miseria moral y espiritual. Con su agudo sentido observador, Havel supo darse cuenta de que donde realmente cambia el mundo y la Historia es en el interior, en la vida de cada individuo. Pero, como se aprecia en esta biografía, que termina precisamente con la “revolución de terciopelo”, la Historia enseña que la verdad y el amor acaban triunfando.

Antonio R. Rubio

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares