Una carmelita en Flandes

Escaparate de libros

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Belén Yuste,Sonnia L. Rivas CaballeroEdicel Centro Bíblico Católico. Madrid (2006). 239 págs. 20 €.

Este libro, con una edición muy cuidada y con un buen número de ilustraciones, recorre la biografía de la carmelita Ana de San Bartolomé (1549-1626). No solo fue la fiel secretaría de santa Teresa de Jesús, sino su enfermera y confidente. De hecho, como recuerdan estas páginas, fue un testigo excepcional de los últimos momentos de la santa y nos ha dejado numerosos escritos en los que narra cómo fue su muerte.

A partir de entonces, de ella dependerá el futuro del Carmelo en Europa. En 1604, y por espacio de seis años, se dedicará a continuar la labor fundadora en Francia. Después irá a Flandes. Allí, donde pasa el resto de su vida, además de la fundación de conventos, traba amistad con Isabel Clara Eugenia, hija de Felipe II y gobernadora de los Países Bajos. Fue beatificada en 1917.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares